PUBLICIDAD

Estados Unidos

Pidió líder de Oath Keepers a Trump que desplegara milicia

Stewart Rhodes realizó un desesperado y último intento de mantener al ex presidente en la Casa Blanca

The New York Times

jueves, 05 mayo 2022 | 00:41

The New York Times

PUBLICIDAD

Aun cuando la policía estaba tratando de dispersar a la violenta muchedumbre en el Capitolio, Stewart Rhodes, líder de la milicia Oath Keepers de la extrema derecha, realizó un desesperado y último intento de mantener al presidente Donald J. Trump en la Casa Blanca, de acuerdo con documentos de la corte que fueron dados a conocer este miércoles.

En una suite del Hotel Phoenix Park, situado a unas cuadras del Capitolio, Rhodes llamó a un intermediario no identificado y le imploró en repetidas ocasiones que esa persona le pidiera a Trump que movilizara a su grupo para frenar la transición del poder presidencial.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la persona se rehusó a hablar con Trump, según dicen los documentos. Y una vez que la llamada concluyó, Rhodes, dirigiéndose a un grupo de colaboradores, declaró “Quiero pelear”.

Testigo de esta escena, que se llevó a cabo en las primeras horas del 6 de enero del 2021, fue William Todd Wilson, un líder de medio nivel de los Oath Keepers de Carolina del Norte.

Wilson de 44 años, se declaró culpable ante una corte federal en Washington de los cargos de conspiración y accedió a colaborar con la fiscalía en su investigación sobre el papel que jugaron los Oath Keepers en el ataque al Capitolio.

La versión de Wilson sobre lo que ocurrió en el Phoenix Park —el mismo hotel en el que se alojó días antes Enrique Tarrio, líder de los Proud Boys, grupo de extrema derecha— fue el recuento más dramático que ha surgido hasta ahora en las investigaciones del gobierno que han durado meses sobre los Oath Keepers.

Phillip Linder, abogado de Rhodes, dijo que no sabe a quién llamó su cliente desde el hotel para que contactara a Trump.

En un comunicado de 15 páginas que fue dado a conocer junto con su declaración, Wilson también admitió que ayudó a almacenar armas en las habitaciones del hotel en Virginia para un equipo de reacción rápida encargada de “proporcionar armas o proteger a sus co-conspiradores”, que estaban “operando dentro de Washington el 6 de enero”.

Con su declaración de culpabilidad, Wilson, quien es un veterano del ejército y de una agencia que aplica la ley, se convirtió en el tercer integrante de los Oath Keepers acusado de sublevación que ha llegado a un acuerdo con el Departamento de Justicia para ayudar en el más grave caso penal relacionado con el ataque al Capitolio.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search