Estados Unidos

En Texas

Piden a Suprema Corte frenar ley anti-aborto

De último minuto, proveedores buscan revocar restricciones que entran en vigor el miércoles

Reese Oxner/ The Texas Tribune

martes, 31 agosto 2021 | 06:00

Austin— Los proveedores de servicios de aborto en Texas hicieron un pedido de último minuto a la Corte Suprema de los Estados Unidos el lunes para revocar las nuevas restricciones al aborto del estado, que entrarán en vigencia el miércoles y prohibirían el procedimiento a las seis semanas de embarazo, un período en el que muchas mujeres no saben que están embarazadas.

Los proveedores y los grupos de defensa del aborto dicen que esto afectaría al menos al 85 por ciento de los abortos que se realizan en el estado. La ley permitiría a los miembros del público en general demandar a quienes pudieran haber violado las restricciones, lo que los proveedores denominan un plan de caza de recompensas. En la presentación de emergencia de la Corte Suprema, los abogados de los proveedores dijeron que la ley probablemente cerraría clínicas en todo el estado y “reduciría inmediata y catastróficamente el acceso al aborto en Texas”.

El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito denegó el domingo una solicitud para bloquear el proyecto de ley y canceló una audiencia programada para el lunes en la que al menos 20 proveedores de servicios de aborto propusieron testificar contra las medidas, que serían algunas de las más estrictas del país. Muchos proveedores habían presentado una demanda en un intento de revocar la ley.

“En menos de dos días, los políticos de Texas habrán anulado efectivamente Roe vs. Wade”, dijo Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Derechos Reproductivos, en un comunicado el lunes. “Bloquear esta ley antes de que las clínicas se vean obligadas a rechazar a los pacientes. Los pacientes tendrán que viajar fuera del estado, en medio de una pandemia, para recibir atención médica garantizada constitucionalmente e ilegal”.

Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America, se hizo eco de las declaraciones de Northup y dijo que su organización agotaría todas las vías para luchar contra la entrada en vigor de la ley.

“El daño que causará esta ley será insuperable para demasiados texanos, particularmente afroamericanos, latinos, indígenas, aquellos con bajos ingresos y tejanos en áreas rurales que ya enfrentan barreras significativas para la atención”, dijo Johnson en un comunicado. “Estamos pidiendo a la Corte Suprema que mantenga cincuenta años de precedentes y garantice que a los tejanos no se les niegue su derecho constitucional al aborto”.

close
search