Estados Unidos

Pide DOJ a juez rechazar demanda para presionar a Pence

Esta acción coloca al departamento en contra de los aliados del presidente Trump en el Congreso

The New York Times

The New York Times

jueves, 31 diciembre 2020 | 20:36

Estados Unidos— El Departamento de Justicia le pidió este jueves a un juez federal que rechazara una demanda que busca presionar al vicepresidente Mike Pence para que anule los resultados de la elección, poniendo al Departamento en contra de los aliados del presidente Trump en el Congreso, que se han rehusado a aceptar la victoria del presidente electo Joseph R. Biden.

El Departamento, que está actuando en representación de Pence, comentó que los legisladores republicanos, encabezados por el representante Louie Gohmer de Texas, no puede invalidar la ley, que tiene más de un siglo, que gobierna el proceso del Colegio Electoral para expandir un papel ceremonial en uno que tiene el poder de rechazar los votos electorales que fueron emitidos a favor de Biden.

Se trata del último intento para cambiar el resultado de la elección, Gohmert, junto con otros republicanos del Congreso y electores de Arizona, entablaron el domingo una demanda en contra de Pence con el fin de forzarlo a desempeñar ese papel.

Como funcionario que preside el Senado, Pence tiene la responsabilidad constitucional de abrir y contar los sobres enviados por los 50 estados y anunciar los resultados electorales cuando el Congreso se reúna la próxima semana para certificar el conteo. Sin embargo, el cambiar su papel le permitiría a Trump presionar a su vicepresidente para que invalide los resultados.

El Departamento de Justicia también dejó en claro que le dio la bienvenida a los comentarios del juez federal a cargo del caso, Jeremy D. Kernodle del Distrito Este de Texas, que aclara que el papel que desempeña Pence en la elección es meramente un procedimiento.

Si un juez deja en claro que Pence no tiene la autoridad para rechazar los votos ni decidir los resultados, podría aliviar la presión que están ejerciendo contra él.

Desde la elección de noviembre, Trump ha estado enfocado de manera singular en el procedimiento del Colegio Electoral. Incluso acortó sus vacaciones en Mar-a-Lago para regresar a Washington pronto y por lo menos presionar a los legisladores republicanos para que rechacen los resultados cuando se reúnan el 6 de enero para contar los votos.