Estados Unidos

Pide CDC a estados prepararse para posible vacuna a principios de noviembre

Alistan distribución para los trabajadores de la salud y otros grupos de alto riesgo

The New York Times

The New York Times

miércoles, 02 septiembre 2020 | 13:17

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ha notificado a los funcionarios de salud pública en los 50 estados de Estados Unidos que se preparen para distribuir una vacuna contra el coronavirus a los trabajadores de la salud y otros grupos de alto riesgo a finales de octubre o principios de noviembre.

La nueva orientación del CDC es la última señal de una carrera acelerada por una vacuna que alivie enormemente una pandemia que ha matado a más de 184 mil estadounidenses. Los documentos se enviaron la semana pasada, el mismo día en que el presidente Trump le dijo a la nación en su discurso ante la convención republicana que podría llegar una vacuna antes de fin de año.

Durante la semana pasada, tanto el doctor Anthony S. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, como el doctor Stephen Hahn, quien dirige la Administración de Alimentos y Medicamentos, dijeron en entrevistas con organizaciones de noticias que una vacuna podría estar disponible para ciertos grupos. antes de que se hayan completado los ensayos clínicos, si los datos fueron abrumadoramente positivos.

Los expertos en salud pública coinciden en que las agencias de todos los niveles de gobierno deben prepararse urgentemente para lo que eventualmente será un esfuerzo vasto y complejo para vacunar a cientos de millones de estadounidenses. Pero la posibilidad de un lanzamiento a finales de octubre o principios de noviembre también ha aumentado las preocupaciones de que la administración Trump esté buscando apresurar la distribución de una vacuna, o simplemente sugerir que es posible, antes del día de las elecciones el 3 de noviembre.

“Este cronograma del despliegue inicial a finales de octubre es profundamente preocupante por la politización de la salud pública y las posibles ramificaciones de seguridad”, dijo Saskia Popescu, epidemióloga de prevención de infecciones con sede en Arizona. "Es difícil no ver esto como un impulso para una vacuna preelectoral".

Se enviaron tres documentos a los funcionarios de salud pública en todos los estados y territorios, así como en Nueva York, Chicago, Filadelfia, Houston y San Antonio el 27 de agosto. En ellos se describieron escenarios detallados para la distribución de dos vacunas candidatas sin nombre, cada una requiriendo dos dosis en unas pocas semanas.