Estados Unidos

Pese a diferencias, urge Biden a priorizar diálogo

Reanudan cumbres trilaterales de América del Norte tras 5 años

Associated Press

viernes, 19 noviembre 2021 | 06:00

Associated Press | El presidente Joe Biden se reúne con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, a la derecha, y el primer ministro canadiense Justin Trudeau en el East Room de la Casa Blanca en Washington

Washington— Al reanudar las cumbres trilaterales de América del Norte luego de cinco años, el presidente estadounidense Joe Biden se unió el jueves a sus homólogos de México y Canadá para declarar que sus naciones pueden trabajar juntas y demostrar que las “democracias cumplen”, aun cuando tratan de resolver sus diferencias en varios asuntos clave.

Pero incluso mientras Biden, el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador hablaban sobre su respeto mutuo, los tres dignatarios también se encontraron lidiando con nuevas controversias en materia comercial, migratoria y de cambio climático, entre otras.

“Podemos enfrentar todos los desafíos si simplemente nos tomamos tiempo para dialogar el uno con el otro, trabajando juntos”, declaró Biden, quien recibió a sus vecinos en lo que había sido casi una tradición anual en la década previa a que el ex presidente Donald Trump asumiera el cargo.

Fue una jornada diplomática que requirió de una cuidadosa coreografía, ya que Trudeau y López Obrador se reunieron cada uno por separado con Biden y con la vicepresidenta Kamala Harris antes de su encuentro trilateral en la Sala Este de la Casa Blanca, donde hubo una combinación de inglés, francés y español.

Mientras exaltaban los puntos fuertes de su alianza, los desacuerdos también salieron a la luz.

Entre ellos se incluyen las diferencias entre Washington y Ottawa en torno a una propuesta de incentivos fiscales que beneficiaría a los fabricantes estadounidenses de vehículos eléctricos, la frustración de López Obrador ante la renuencia de Estados Unidos a emitir más visas temporales de trabajo en momentos en que las empresas estadounidenses se quejan de escasez de mano de obra, y la decepción de Estados Unidos y Canadá con el hecho de que México no actúa con mayor urgencia en el combate al cambio climático.

Biden se reunió primeramente con Trudeau, y dijo que la relación entre ambas naciones ha sido una de las más sencillas durante los primeros meses de su gobierno.

Pero el mandatario estadounidense también confirmó que debían discutir diferencias sobre una propuesta de incentivos fiscales a los vehículos eléctricos incluida en su enorme iniciativa de servicios sociales y cambio climático.

“Hablaremos al respecto”, dijo Biden. “Ni siquiera ha sido aprobada en la Cámara de Representantes”.

La propuesta en cuestión ofrecería a los consumidores estadounidenses un crédito fiscal de 7 mil 500 dólares si compran vehículos eléctricos hasta 2026. Al año siguiente, sólo las compras de vehículos eléctricos fabricados en Estados Unidos tendrían derecho al crédito. El crédito base aumentaría en 4 mil 500 dólares si el vehículo se fabricara en una planta estadounidense que operara bajo un contrato colectivo negociado con los sindicatos.

La viceprimera ministra canadiense, Chrystia Freeland, calificó el miércoles el incentivo como una clara violación de un acuerdo comercial trilateral actualizado. 

Trump tuvo una relación distante con el predecesor de López Obrador. Pero el mexicano pareció lograr un entendimiento con Trump en ese sentido: México frenaba el flujo de migrantes centroamericanos que intentaban llegar a la frontera Sur de Estados Unidos y Trump se hacía de la vista gorda en prácticamente todos los demás aspectos de la complicada relación entre ambas naciones.

López Obrador se expresó con calidez sobre Biden al aparecer ante las cámaras para el comienzo de su reunión del jueves. Ambos presidentes discutieron las relaciones de México con Estados Unidos durante los gobiernos de Abraham Lincoln y Franklin D. Roosevelt, frente a los retratos de ambos que Biden tiene colgados en la Oficina Oval.

El mandatario mexicano elogió a Biden por tratar a su gobierno con respeto, algo que –resaltó– no siempre ha sido el caso en la larga relación entre los dos países, y por incluir en su iniciativa presupuestaria fondos para reformar el sistema migratorio. 

close
search