Estados Unidos

Perdona Trump a su exjefe de campaña y otros aliados

Esta es la segunda tanda de perdones presidenciales que otorga el mandatario

The New York Times

miércoles, 23 diciembre 2020 | 18:31

Washington— El presidente estadounidense, Donald Trump indultó a su ex jefe de campaña, Paul Manafort, su exasesor Roger Stone y a Charles Kushner, padre de su yerno.

Estos fueron los nombres más destacados en un lote de 26 indultos y tres conmutaciones reveladas por la Casa Blanca después de que Trump se fuera a su club privado en Palm Beach, Florida, para las vacaciones.

También en la lista publicada el miércoles estaba Margaret Hunter, la esposa separada del exrepresentante Duncan Hunter, republicano de California. Ambos se habían declarado culpables de los cargos de malversación de fondos de campaña para gastos personales.

Hunter fue indultado por Trump el martes, como parte de una primera ola de otorgamiento de clemencia antes de Navidad a 20 convictos, más de la mitad de los cuales no cumplieron con las pautas del Departamento de Justicia para la consideración de indultos o conmutaciones. Entre ellos se encontraba un ex guardia de Blackwater condenado a cadena perpetua por su papel en el asesinato de 17 civiles iraquíes en 2007. 

De los 65 indultos y conmutaciones que Trump había otorgado antes del miércoles, 60 han sido para peticionarios que tenían un vínculo personal con Trump o que ayudaron a sus objetivos políticos, según una tabulación del profesor de la Facultad de Derecho de Harvard, Jack Goldsmith.

Aunque no existen cifras similares para presidentes anteriores, los expertos legales dicen que esos presidentes otorgaron un porcentaje mucho menor a quienes podrían ayudarlos personal y políticamente.

Los indultos para Manafort y Stone reflejan las quejas de Trump sobre la investigación del Fiscal especial Robert Mueller, a la que se refirió como el "engaño de la colusión rusa".

Manafort, de 71 años, había sido sentenciado a siete años y medio de prisión por su papel en un plan de fraude financiero multimillonario que duró una década por su trabajo en la ex Unión Soviética.

Stone, de 68 años, cuya sentencia de prisión de 40 meses había sido previamente conmutada por Trump , ha mantenido su inocencia e insistió en que hubo una mala conducta de la fiscalía. Fue condenado por siete cargos de mentir al Congreso, manipular testigos y obstruir la investigación de la Cámara sobre una posible coordinación de la campaña de Trump con Rusia.

El indulto de Kushner ha sido uno de los más esperados de la presidencia de Trump. Para el suegro de la hija mayor del Presidente, Ivanka Trump, la sentencia de prisión de Kushner fue un acontecimiento terrible en la vida de su familia.

Kushner, de 66 años, se declaró culpable en 2004 de 16 cargos de evasión de impuestos, un solo cargo de tomar represalias contra un testigo federal y uno de mentir a la Comisión Federal de Elecciones. Cumplió dos años de prisión antes de ser liberado en 2006.

El testigo contra el que fue acusado de tomar represalias fue su cuñado, cuya esposa, la hermana de Kushner, estaba cooperando con funcionarios federales en una investigación de financiamiento de campaña contra Kushner. El hombre fue acusado de grabar en video a su cuñado con una prostituta y luego enviárselo a su hermana.

El caso fue procesado por el entonces fiscal federal Chris Christie, un viejo amigo de Trump que se convirtió en Gobernador de Nueva Jersey. Christie ha criticado recientemente los esfuerzos de Trump para reclamar un fraude generalizado en los resultados de las elecciones de 2020 sin ofrecer pruebas.

Jared Kushner trabajó en los esfuerzos de reforma de justicia penal en la Casa Blanca en parte porque estaba marcado, dijeron los aliados, por el tiempo de su padre tras las rejas. Y tuvo una relación tensa con Christie durante años, lo que le ayudó a desterrarlo de su papel en la conducción de la transición casi inmediatamente después de la sorpresiva victoria electoral de Trump en 2016.

Al perdonar a Manafort y Stone, Trump siguió socavando el trabajo de la investigación de Mueller, que el Presidente y su fiscal general saliente, William P. Barr, han atacado durante los últimos dos años. Trump ya había indultado o conmutado las sentencias de otros tres que habían sido procesados por la oficina de Mueller, incluidos dos el martes.

Esta es la segunda tanda de perdones presidenciales que otorga el mandatario, a días de abandonar el cargo, tras perdonar a 20 personas ayer, entre ellas dos acusados por la investigación de Rusia, tres legisladores republicanos condenados por corrupción y contratistas acusados de una masacre de civiles en Irak.

Además, recientemente Trump perdonó a su ex asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, quien se declaró culpable de mentir al FBI en la investigación sobre Rusia.