PUBLICIDAD

Estados Unidos

Padres de infantes muertos por fentanilo serían juzgados por homicidio

Los críticos señalan que los tutores no tienen la intención de matar a sus hijos

Associated Press

viernes, 08 septiembre 2023 | 19:13

Associated Press | Esas leyes pretenden enfocarse en los narcotraficantes

PUBLICIDAD

California.- Madison Bernard se fue a la cama antes del amanecer con su pequeña Charlotte, quien dormía enseguida de un buró con popotes esparcidos, papel de aluminio quemado y un polvo blanco.

Horas después, su madre despertó y encontró a su hija sin poder respirar, de acuerdo a los investigadores que describieron la escena en los documentos de la corte.

Después de haber sido trasladada rápidamente en una ambulancia al hospital, la pequeña de 15 meses murió por una sobredosis de fentanilo.

Su madre y padre, de quienes las autoridades dijeron que trajeron la droga a su casa en California, fueron acusados de homicidio y esperan ser enjuiciados.

La pareja se declaró no culpable pero forman parte de un creciente número de padres en todo el país que han sido acusados en medio de una crisis de opioides que ha escalado y que ha cobrado la vida de un creciente número de niños como víctimas colaterales.

Unos 20 estados cuentan con las llamadas “leyes de homicidio inducido” que permiten que la fiscalía presione para que se finquen cargos por homicidio u homicidio culposo en contra de cualquiera que suministre o exponga a una persona a las drogas provocando una sobredosis fatal.

Esas leyes pretenden enfocarse en los narcotraficantes.

En California, en donde la Legislatura no ha podido aprobar ese tipo de leyes, la fiscalía en por lo menos tres condados están empleando las leyes que prohíben conducir en estado de ebriedad para acusar a los padres cuyos hijos mueren por sobredosis de fentanilo.

Es la única estrategia que pronto será puesta a prueba en la corte, mientras los casos se ventilan en un juicio.

Simpatizantes de la aplicación de las leyes dicen que por ahora los que utilizan opioides sintéticos saben la letalidad de la droga y al igual que los conductores ebrios, deberían conocer las consecuencias de exponer a sus hijos a sus acciones.

Los críticos señalan que los padres no tienen la intención de matar a sus hijos, sino que toman malas decisiones debido a sus adicciones y son castigados en lugar de ofrecerles ayuda.

Este debate ocurre mientras el país lucha sobre cómo disminuir de manera efectiva el uso de esa droga extremadamente letal y altamente accesible.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search