Estados Unidos

Otra mujer acusa a gobernador de Nueva York de conducta inapropiada

Andrew Cumo la habría tomado del rostro y besado en su mejilla durante una visita ocurrida en 2017

Associated Press

Associated Press

lunes, 29 marzo 2021 | 17:22

Albany, Nueva York — Una mujer del norte del estado de Nueva York aseveró el lunes que el gobernador neoyorquino Andrew Cuomo la tomó del rostro y besó su mejilla en el hogar de ella durante una inspección de los daños causados por las inundaciones, siendo la acusación más reciente hecha al gobernador de conducta inapropiada.

Sherry Vill hizo la acusación durante una conferencia de prensa vía Zoom en compañía de la abogada Gloria Allred, en la que describió la visita ocurrida en la primavera de 2017 a su hogar en el área de Rochester luego de las inundaciones cerca del Lago Ontario.

Cuomo la besó en la mejilla frente a sus familiares mientras inspeccionaba su hogar afectado por las inundaciones en lo que Vill, que ha estado casada por décadas, sintió fue de una “manera altamente sexual”. Cuomo besó su mejilla de nuevo afuera de la vivienda de ella de una “manera muy agresiva”, indicó Vill.

“Sentí como si estuviese siendo maltratada”, dijo Vill, ahora de 55 años. Vill, que tiene una estatura de unos 1,50 metros (cinco pies), declaró que el gobernador era mucho más alto que ella.

De momento no hubo comentarios del gobierno de Cuomo.

Una serie de mujeres, algunas que trabajaron para Cuomo, lo han acusado de hacer comentarios inapropiados sobre su apariencia, de haberles dado abrazos o besos indeseados, o hacer comentarios que ellas interpretaron como una forma de medir sus intereses en un amorío. Entre quienes lo acusan se encuentran dos asistentes que todavía trabajan en la oficina del gobernador. Una, quien aún no ha hablado públicamente al respecto, dijo, según reportes, que el gobernador la toqueteó en la Mansión Ejecutiva a mediados del año pasado.

Cuomo ha negado que haya tocado a alguien de forma inapropiada, pero dijo que lamenta si ha hecho a alguna mujer sentirse incómoda. El gobernador demócrata le ha restado importancia a los exhortos a que renuncie y ha pedido a la población que esperen los resultados de una investigación supervisada por la secretaria de Justicia estatal, Letitia James.