Estados Unidos

Otorga tribunal de EU más protecciones a solicitantes de asilo

La medida supone una traba más a los esfuerzos de la administración Trump por deportar a los migrantes que no califiquen

The New York Times
viernes, 08 marzo 2019 | 10:32

Los Ángeles.- Poniendo una traba más a los esfuerzos de la administración Trump por deportar a los migrantes que no califiquen, el jueves un tribunal federal de apelaciones determinó que las autoridades inmigratorias ya no pueden dar celeridad a las deportaciones de los solicitantes de asilo que no aprueben la revisión inicial, abriendo en los juzgados federales una puerta a miles de migrantes al año para tener otra oportunidad de conseguir asilo en Estados Unidos.

El fallo amplía las protecciones constituciones para los inmigrantes indocumentados que se hallan en la frontera y abre una nueva vía legal a fin de que algunos de ellos apelen pidiendo permiso para permanecer en el país, aun cuando un funcionario de inmigración haya determinado que carecen de temor creíble de persecución en su lugar de origen.

“Este veredicto tiene una gran importancia histórica y práctica”, dijo Lee Gelernt, subdirector del Proyecto por los Derechos de los Inmigrantes de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, quien estuvo encargado de la apelación a nombre de una migrante de Sri Lanka que en el 2017 había sido rechazada en la frontera californiana con México. Gelernt señaló que el fallo “ratifica el principio constitucional fundamental de que los individuos privados de su libertad deben tener acceso a un juzgado federal”.

Tras bajar dramáticamente en el curso de los últimos 50 años, el número de migrantes interceptados en la frontera sur está volviendo a elevarse, impulsado por la ola de familias que huyen de la violencia y la pobreza en Centroamérica.

El presidente Trump ha dicho que los migrantes están explotando el sistema de asilo haciendo declaraciones sin base y fraudulentas a fin de permanecer en Estados Unidos, mientras que su administración ha tomado varias medidas a efecto de hacer más difícil el trámite, incluyendo reducir los causales para obtener asilo, limitar la cantidad de solicitantes de asilo recibidos a diario en la frontera y exigir que algunos solicitantes esperen en México mientras su causa está en los tribunales.

En un análisis del Centro de Datos de Acceso a Archivos Transaccionales de la Universidad Syracuse se determinó que en junio del 2018 sólo en el 15 por ciento de las revisiones iniciales de asilo se determinó un temor creíble de persecución a los solicitantes de asilo, aproximadamente la mitad de la proporción registrada un año antes.

Lo más probable es que el fallo judicial del jueves revierta dicha tendencia, señalaron analistas legales.

El veredicto se aplica a los solicitantes de asilo en los cinco estados incluidos en la jurisdicción del tribunal —California, Arizona, Washington, Oregon y Hawai— y, debido a que entra en conflicto con un fallo anterior del III Circuito, probablemente el tema termine siendo resuelto por la Suprema Corte. Mientras tanto, dijeron analistas, la decisión del juzgado poniente tal vez tenga extensas implicaciones en las medidas inhibidoras de la inmigración al permitir que miles de personas permanezcan en el país mientras piden que un juzgado revise sus casos.