Estados Unidos

Oposición a ayuda de desempleados retrasa plan de estímulo en el Senado de EU

Republicanos comentaron que la ley podría incentivar que personas busquen el pago por desempleo en lugar de buscar trabajo

The New York Times

The New York Times

miércoles, 25 marzo 2020 | 18:25

Estados Unidos— Una disputa de último minuto sobre la ayuda para los desempleados retrasó la votación final en el Senado que se esperaba que se llevaría a cabo este miércoles para aprobar una legislación para entregar 2 billones de dólares de ayuda del gobierno para una economía que ha sido afectada por la pandemia del coronavirus.

Cuatro senadores republicanos comentaron que creen que la propuesta de ley, que podría generar una expansión sustancial del seguro de desempleo, podría dar lugar a despidos e incentivar a los trabajadores a obtener su pago por desempleo en lugar de buscar trabajo.

Argumentaron que debido a que los beneficios de desempleo podrían en algunos casos ser mayores que los salarios regulares de las personas, algunos empleadores y empleados podrían decidir que los despidos son preferibles.

Los senadores dijeron que podrían objetar una votación rápida hasta que sus preocupaciones sean solucionadas.

“Si esto no es un error de redacción, entonces es la peor idea que he visto en mucho tiempo”, comentó el senador republicano Lindsey Graham de Carolina del Sur. “Necesitamos crear un sistema sustentable”.

Los republicanos que redactaron la provisión para la administración Trump dijeron que no se trata de ningún error, y que Graham y otros republicanos estaban malinterpretando el plan.

“No hay nada en esta propuesta de ley que incentive a los negocios a despedir a los empleados, de hecho es exactamente lo opuesto”, comentó Taylor Foy, portavoz del senador republicano Charles E. Grassley de Iowa y presidente del Comité de Finanzas.

Sin embargo, las reservas republicanas tuvieron un efecto cascada. El senador Bernie Sanders, independiente de Vermont y candidato demócrata a la presidencia, comentó que si los republicanos insistían en sus objeciones, él podría bloquear la propuesta por ser demasiado indulgente con las corporaciones.

Hubo otras críticas contra el paquete económico. El gobernador Andrew M. Cuomo de Nueva York comentó que la propuesta “podría realmente ser terrible para el estado de Nueva York”.

El gobernador señaló que podría proporcionarle al gobierno de Nueva York sólo 3.8 billones de dólares, en un momento en que su respuesta al virus está incrementando los gastos --- y el cierre económico está disminuyendo la recolección de impuestos.