Estados Unidos

Ola invernal de virus en EU encuentra un vacío de liderazgo federal

Ha vuelto la escasez de equipo de protección personal mientras Trump se enfoca en revocar los resultados de las elecciones

The New York Times

The New York Times

miércoles, 11 noviembre 2020 | 12:31

Washington.- Cuando altos funcionarios de la Administración de Drogas y Alimentos realizaron su llamada matutina ayer, martes, recibieron una advertencia aleccionadora del jefe de la agencia, el doctor Stephen M. Hahn, que acababa de hablar por teléfono con la Casa Blanca: Bloqueen todas las “locuras” y manténganse concentrados en la lucha contra la pandemia, dijo.

Hay muchas distracciones. El presidente Trump está presionando para revocar los resultados de las elecciones y sus únicas declaraciones públicas sobre el coronavirus en los últimos días fueron para dejar en claro su resentimiento de que las buenas noticias sobre una vacuna no habían llegado hasta después del día de las elecciones, incluso cuando el número promedio de las nuevas infecciones diarias superaron las 116 mil, las muertes diarias promedio se acercaron a las 1 mil y las hospitalizaciones por Covid-19 alcanzaron un récord de 61 mil 964 este martes.

El vicepresidente Mike Pence canceló unas vacaciones en el último minuto esta semana a medida que las cifras de virus empeoraban, pero el grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca que dirige ha estado prácticamente en silencio. Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca que está infectado con el virus, declaró el mes pasado: “No vamos a controlar la pandemia” y dijo que la atención debería centrarse en los objetivos a largo plazo de desarrollar vacunas y tratamientos.

Mientras tanto, la Reserva Nacional Estratégica, la reserva de emergencia del país, tiene solo 115 millones de máscaras N95, muy por debajo de los 300 millones que la administración esperaba acumular para el invierno, dijo el contralmirante John Polowczyk, quien se retiró el lunes como comandante de la cadena de suministro nacional, aunque agregó que el gobierno continúa ampliando sus suministros de equipo de protección.

La pandemia sorprendió a la nación en marzo, pero los epidemiólogos han estado advirtiendo durante meses sobre una ola de otoño e invierno a medida que la gente es conducida al interior, las escuelas reanudan las clases en persona y los estadounidenses se cansan de meses de precauciones. Sin embargo, ha vuelto la escasez de equipo de protección personal, especialmente entre los hospitales rurales, los hogares de ancianos y las prácticas médicas privadas que carecen de acceso a las redes de suministro que sirven a las cadenas hospitalarias más grandes.

Algunos en la agencia tomaron la advertencia del martes del doctor Hahn a sus miembros superiores del personal sobre la "locura" en marcha como una señal de que el presidente podría despedirlo. Otros dijeron que el comisionado simplemente estaba reconociendo lo obvio: el período posterior a la elección será difícil.