Ofrece Warren explicar a Bill Gates su plan de aumentar impuestos a los ricos

El multimillonario cofundador de Microsoft cuestionó a la precandidata demócrata sobre su propuesta

The New York Times
jueves, 07 noviembre 2019 | 10:47
|

Nueva York.- La senadora Elizabeth Warren invitó el miércoles al multimillonario Bill Gates a reunirse para que pudiera disipar sus preocupaciones sobre sus planes de aumentar los impuestos a los ricos y explicar “exactamente cuánto” el genio tecnológico pagaría.

Hablando con el columnista Andrew Ross Sorkin en la Conferencia del DealBook del New York Times el miércoles, Gates, cofundador y filántropo de Microsoft cuya fortuna totaliza más de 100 mil millones de dólares, dijo que había pagado más de 10 mil millones de dólares en impuestos y que estaría ‘bien” si tuviera que pagar 20 mil millones de dólares.

“Pero, ya sabes, cuando dices que debería pagar 100 mil millones, está bien, entonces empiezo a hacer un poco de matemáticas sobre lo que me queda”, agregó. “Lo siento, solo estoy bromeando. Así que realmente se quiere que el sistema de incentivos esté allí y puedas recorrer un largo camino sin poner eso bajo amenaza”.



Sorkin luego le preguntó a Gates si alguna vez había hablado sobre esto con Warren, Gates respondió que no. Sorkin luego le preguntó si quería hacerlo.

“Sabes, no estoy seguro de cuán abierta es, o incluso si estaría dispuesta a sentarse con alguien, ya sabes, que tiene grandes cantidades de dinero”, dijo Gates.

Warren respondió con un tuit el miércoles por la noche.

“Siempre estoy feliz de reunirme con personas, incluso si tenemos puntos de vista diferentes”, dijo, etiquetando directamente a Gates. “Si tenemos la oportunidad, me encantaría explicar exactamente cuánto usted pagaría según mi impuesto sobre el patrimonio. (Prometo que no serán 100 mil millones).

Para Warren, quien ha hecho de la lucha contra la avaricia corporativa y la corrupción un tema central de su campaña y ahora se encuentra entre los principales contendientes en la primaria demócrata, los ataques de Wall Street y los enfrentamientos públicos con multimillonarios han sido percibidos como signos de su credibilidad populista y fervor reformatorio.