PUBLICIDAD

Estados Unidos

Ofrece Biden a un mundo en crisis elegir entre su liderazgo o el de Trump

El presidente mostró su enfoque de construcción de coaliciones en un viaje por Asia, donde buscó aliviar las tensiones con China

The New York Times

miércoles, 16 noviembre 2022 | 08:32

The New York Times

PUBLICIDAD

Indonesia.- El presidente Biden regresa a casa después de una semana de diplomacia y gestión de crisis en el Medio Oriente y Asia, fortalecido en su fe de que este período de guerra y agitación económica exige su tipo de política de formación de coaliciones, reforzando las diferencias de liderazgo con su predecesor, Donald J. Trump, justo cuando anunció otra candidatura a la Casa Blanca ayer, martes.

La gira de Biden por Egipto, Camboya e Indonesia se vio impulsada por una cascada de noticias mejores de lo esperado para los demócratas en las elecciones de mitad de período y puntuada por una reunión de casi tres horas con el principal líder de China, Xi Jinping, que pareció aliviar la tensión entre las dos economías cada vez más rivales, las más grandes del mundo.

PUBLICIDAD

Cuando surgieron informes de cohetes de fabricación rusa que mataron a dos personas en Polonia, Biden convocó una reunión de emergencia con la OTAN y los líderes del Grupo de los 7 sobre los últimos ataques con misiles en la guerra de Rusia en Ucrania, y se negó a especular sobre la fuente hasta que se supieran más hechos.

Los eventos de la semana personifican, dicen los asistentes y aliados de Biden, el enfoque de gobierno del presidente, que predica calmar los ánimos y restaurar el tipo de alianzas que su predecesor ignoró o rompió. En el transcurso de su viaje a Asia, ofreció efectivamente a los líderes mundiales la misma opción en la que hizo campaña en los últimos días de las elecciones intermedias: ¿Quieren la marca de liderazgo estadounidense de Trump o la mía?

Durante el tiempo que Trump estuvo en el cargo, su estilo difirió mucho, alineando a Estados Unidos con hombres fuertes y dictadores a expensas de los aliados democráticos tradicionales. Trump fue más amigable de lo que Biden ha sido en el cargo con el presidente Vladimir V. Putin de Rusia; el líder norcoreano, Kim Jong-un; y el príncipe heredero Mohammed bin Salman de Arabia Saudita. Con Xi, Trump vaciló entre cumplidos almibarados y lenguaje duro, según el tema.

Cuando Trump anunció este martes que volvería a postularse para presidente, llamó al coronavirus el “virus de China”, pero también llamó a Xi, quien se movió el mes pasado para extender su reinado y consolidar su poder, un “rey”.

“Trump se entregó a la diplomacia personal, pensando que podía resolver problemas al tratar directamente con varios líderes autoritarios”, dijo Richard N. Haass, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores. “Biden tiende a ver a los autoritarios por lo que son”.

Con la declaración de Trump asomándose en el telón de fondo mundial, Biden parecía desinteresado en discutir la candidatura del expresidente. Mientras Trump hablaba, Biden llegó a un bosque de manglares en Bali para reunirse con otros líderes, incluido el presidente Emmanuel Macron de Francia, el canciller Olaf Scholz de Alemania y el primer ministro Narendra Modi de India, para señalar un compromiso con las iniciativas climáticas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search