PUBLICIDAD

Estados Unidos

Nueva ley climática de EU significa más perforaciones y contaminación en Golfo de México

Los activistas dicen que la región ha sido 'sacrificada' por los combustibles fósiles

The New York Times

miércoles, 14 septiembre 2022 | 11:46

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.- Justin Solet plantó su pie en el borde de su bote verde camuflado en Bayou Chauvin y señaló una plataforma de gas natural que sobresalía de las aguas más adelante. Una red de tuberías y tanques de almacenamiento oxidados sobresalían del pantano detrás de él cuando un bote camaronero pasó flotando y los marcadores de trampas para cangrejos se balancearon en la superficie del agua.

“Somos gente del agua”, dijo Solet, de 37 años, miembro de United Houma Nation, una comunidad nativa con muchos camaroneros, criadores de ostras y pescadores de cangrejos que dependen de la generosidad del Golfo de México. “Este es su sustento. Y está justo al lado de estos tanques que no creo que hayan sido reparados en años”.

PUBLICIDAD

Los pozos de petróleo y gas y los equipos de perforación son una amenaza persistente para la industria pesquera en el Golfo. Además del desastre de Deepwater Horizon de 2010, ha habido docenas de derrames de petróleo menos notorios. El mes pasado, en el primer día de la temporada de camarones de bajura en Luisiana, la plataforma de un tanque se derrumbó, vertiendo 14 mil galones en la bahía de Terrebonne y arruinando la captura.

Ahora, más perforaciones pueden estar en camino.

Bajo una nueva ley climática y fiscal, el gobierno federal arrendará cientos de millones de hectáreas más para la perforación en alta mar en el Golfo en la próxima década, incluso mientras invierte 370 mil millones de dólares para alejar al país de los combustibles fósiles y desarrollar energía eólica, solar y otras. energía renovable.

Más arrendamientos en el Golfo fueron algunas de las concesiones que los demócratas y el presidente Biden hicieron al senador Joe Manchin III de Virginia Occidental, un demócrata que defiende los combustibles fósiles y cuyo voto a favor de la legislación fue crucial en el Senado dividido en partes iguales.

Se produjo a pesar de la promesa de Biden como candidato de poner fin a nuevas perforaciones en terrenos públicos y en aguas federales. Y llegó a pesar de que Deb Haaland, quien supervisará el arrendamiento como secretaria del interior, dijo como congresista en 2020 que “necesitamos actuar rápido para contrarrestar el cambio climático y mantener los combustibles fósiles bajo tierra”.

El arrendamiento también sigue a una advertencia de la Agencia Internacional de Energía de que las naciones deben dejar de aprobar nuevos proyectos de combustibles fósiles si el mundo tiene alguna esperanza de evitar que la temperatura global promedio aumente 1.5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Ese es el umbral más allá del cual los científicos dicen que la probabilidad de impactos climáticos catastróficos aumenta considerablemente. El planeta ya se ha calentado 1.1 grados centígrados.

La nueva ley condena a comunidades como Houma, que ya están lidiando con tormentas más intensas por el cambio climático, a seguir dependiendo de la perforación de petróleo y gas, incluso cuando otras partes de Estados Unidos avanzan hacia la energía renovable, dijo Cynthia Sarthou, directora ejecutiva de Healthy Gulf, una organización medioambiental con sede en Nueva Orleans.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search