'¡Nuestro país está lleno!', la declaración de Trump que recuerda a la era del nazismo

Las expresiones del mandatario se consideraron una aberración en Estados Unidos, informó The Washington Post

El Diario de Juárez
lunes, 08 abril 2019 | 10:23

Washington.- Durante la visita que realizó el viernes a la frontera, el presidente Trump declaró “nuestro país está lleno”.

“Ya no podemos recibirlos”, dijo en Caléxico, California, como si se estuviera dirigiendo directamente a los migrantes procedentes de México y Centroamérica, publicó The Washington Post.

En Estados Unidos las expresiones de Trump —repetidas el sábado y de nuevo el domingo— se consideraron una aberración. Pero encajan con el patrón de la retórica de extrema derecha que está surgiendo a nivel mundial. El temor al predominio inmigrante motiva la actividad fascista en Europa, donde históricamente se ha recurrido al fantasma de la sobrepoblación para justificar la “limpieza” étnica.

La promesa de “espacio para vivir” que Adolfo Hitler hizo a los alemanes era el fundamento de su proyecto expansionista, el cual según los historiadores distingue al Tercer Reich de los actuales gobiernos xenofóbicos. Sin embargo, los expertos encontraron paralelos

“Desafortunadamente, los ecos sí me recordaron el periodo nazi”, dijo en entrevista John Connelly, historiador en la Universidad de California en Berkeley. “Quizá las palabras exactas sean distintas, pero la idea es muy similar. La preocupación sobre el hecho de que un pueblo étnico, nacional, no tenga espacio adecuado —se trata de algo a lo que definitivamente se le puede encontrar paralelos en los años 30”.

Hermann Peityer, exprofesor de teología en la Universidad de Kiel, ha documentado la forma en que después se la Primera Guerra Mundial se popularizó la idea sobre la raza superior con base en la queja, ‘¡no hay espacio para extranjeros! ¡Alemania está llena!”.

La idea de que Alemania necesitaba mayor espacio a principios del Siglo XX no se fundamentaba en la realidad. De hecho, varias regiones del oriente alemán estaban muy poco pobladas, dijo Connelly. Pero fue un potente mito que impulsó la agenda de expansión.

En particular, con una tasa de fertilidad en sus puntos históricamente más bajos, Estados Unidos no está lleno.