Nominado para embajador de EU presenta prioridades para México

Chris Landau optó por ser cuidadoso, evitando la polémica y centrándose en repetir frases que lo conectan con los objetivos centrales de la Administración Trump

Reforma
martes, 21 mayo 2019 | 16:04

Washington— El nominado por el presidente Donald Trump para fungir como próximo embajador de Estados Unidos en México, Chris Landau, aseguró este martes que de ser ratificado en el cargo por el Senado centrará su gestión en la seguridad fronteriza, la lucha antidrogas y la promoción comercial.

Al comparecer ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EU previo a que este cuerpo considere su ratificación, el abogado de 55 años optó por ser cuidadoso, evitando la polémica y centrándose en repetir frases que lo conectan con los objetivos centrales de la Administración Trump.

"Si soy confirmado como Embajador continuaré el enfoque de esta Administración en una serie de prioridades clave. La primera será proteger la soberanía estadounidense y asegurar el Estado de Derecho en la frontera", dijo Landau en su testimonio ante el pleno del Comité en su audiencia hoy.

Aún no hay fecha para la votación en el Comité, ni en el pleno del Senado para ratificar a Landau.

Litigante de apelaciones con 30 años de experiencia, Landau es un destacado abogado de la firma Quinn, Emanuel, Urquhart & Sullivan que de ser ratificado cubriría la vacante dejada en mayo de 2018 cuando la diplomática de carrera Roberta Jacobson, abandonara la titularidad de la Embajada.

"Otra prioridad clave, si soy confirmado, será la protección del pueblo estadounidense....Y prometo de ser confirmado en enfocarnos en fortalecer nuestra alianza en luchar contra las drogas, con un enfoque particular en fentanilo, heroína y metanfetamina", añadió el abogado residente en Maryland.

Con el yerno y asesor del presidente Trump, Jared Kushner, coordinando buena parte del portafolio dedicado a México, Landau dijo que de ser ratificado trabajaría la aprobación del nuevo Tratado de Comercio entre México, EU y Canadá (T-MEC) pendiente en el Capitolio ante reservas demócratas.

"Finalmente, quiero enfatizar la importancia de nuestra relación económica con México. Uno de los más dramáticos cambios durante mi vida ha sido la integración de las economías...Si soy confirmado, espero trabajar para aprobar el T-MEC y promover comercio justo y recíproco", dijo.

Egresado de la Escuela de Derecho de Harvard, donde también estudió asuntos latinoamericanos, Landau es hijo del finado ex diplomático estadounidense George Landau -quien fuera Embajador de Chile, Paraguay y Venezuela- y además domina el lenguaje español; Landau nació en España.

Ante los Senadores Marco Rubio -republicano por Florida- y Ben Cardin -demócrata por Maryland, Landau aseguró que echaría mano de sus conexiones con jueces, abogados y ex fiscales en EU - para compartir con México experiencias y refrendó su apoyo a la defensa de la libertad de expresión.

"Derechos humanos y el apoyo a la democracia son un pilar básico de la político exterior de EU. Y ciertamente llegó a este empleo, de ser ratificado, con una pasión por los valores que usted mencionó en términos del Estado de Derecho, por mi propio contexto profesional, he litigado casos de la Primera Enmienda (libertad de expresión). Entiendo los valores de los que usted habló", dijo.

Dado su alta especialidad como litigante ante la Suprema Corte de Justicia de EU y diversos tribunales, el abogado Landau había sido considerado como un potencial candidato de Trump como juez federal de apelaciones o para un puesto en el Departamento de Justicia de EU.

Tras su graduación como abogado en la Universidad de Harvard en su juventud, Landau trabajó en las oficinas de dos de los jueces conservadores más celebres en la Suprema Corte de Justicia de EU, el ya fallecido juez Antonin Scalia así como para el juez Clarence Thomas.