Necesita precandidato Julián Castro un impulso en su campaña

Es el único aspirante hispano en la contienda presidencial de EU, sin embargo no es el más conocido en su propio Estado

The New York Times
miércoles, 17 abril 2019 | 10:51

San Antonio.- Julián Castro necesita un momento que lo impulse.

Alguna vez considerado astro en ciernes del Partido Demócrata, Castro se ha visto opacado por el número cada vez mayor de precandidatos a la candidatura presidencial. Si bien tiene muchos seguidores en su ciudad natal, San Antonio, donde alguna vez fungió como alcalde, a nivel nacional no se le conoce bien. Y con el súbito ascenso del excongresista paseño Beto O’Rourke, Castro ni siquiera es el  precandidato más conocido en su propio estado.

Sin embargo, a los 44 años y como el único aspirante hispano en la contienda, tal vez satisfaga el deseo de juventud y diversidad en el Partido Demócrata, por no mencionar a los estrategas que consideran la presencia hispana en las urnas factor importante para recuperar la Casa Blanca.

Exsecretario de vivienda durante el gobierno del presidente Barack Obama, Castro es el único precandidato con experiencia en el Gabinete. Y es originario de una entidad fronteriza que los demócratas tienen la esperanza de poder ganar algún día.

Castro también parece bien colocado en otro sentido: ahora que el presidente Trump está ansioso por usar una postura inmigratoria de línea dura como parte fundamental de su campaña para el 2020, Castro, nieto de un inmigrante mexicano, ya hizo de la inmigración su tema principal.

Este mes, fue el primer precandidato en presentar un plan inmigratorio, con propuestas pormenorizadas como la despenalización de los cruces fronterizos sin autorización, la creación de una vía a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados y el establecimiento de un “Plan Marshall del Siglo XXI” destinado a asistir a los países centroamericanos que tienen un alto número de migrantes.

Pero si esto debió de haber sido el momento que defina a Castro, hasta el momento no lo ha sido.

En un sondeo realizado del 4 al 9 de abril por la Universidad Monmouth entre los demócratas del estado de Iowa, Castro ocupó el noveno sitio de los 24 candidatos y candidatos potenciales.

Algunos demócratas creen que el momento de Castro ya pasó. Algunos se preguntan si es demasiado callado, demasiado inexperimentado y demasiado cauto para competir con tantos candidatos que están arrancando con tanta fuerza.