Nadie desobedece mis órdenes: Trump

El mandatario contradice los numerosos ejemplos que figuran en el informe del fiscal especial Robert Mueller

El Diario de Juárez
martes, 23 abril 2019 | 08:51

Washington.- El presidente de Estados Unidos Donald Trump sostuvo el lunes que ninguno de sus subordinados desafía rutinariamente sus órdenes, a pesar de los numerosos ejemplos que figuran en el informe del fiscal especial Robert Mueller que muestran que los asesores ignoran o rechazan sus órdenes.

“Nadie desobedece mis órdenes”, dijo Trump durante una caminata en el South Lawn en el evento anual de los huevos de Pascua, publicó CNN.

Kaitlan Collins de CNN le preguntó si estaba preocupado de que algunos de sus empleados no estuvieran respondiendo a sus peticiones, tal como lo muestra Mueller, cuyo informe completo fue publicado la semana pasada.

El documento contenía anécdota tras anécdota de asesores que se negaron a llevar a cabo algunas de las demandas de Trump para provocar un cortocircuito en la investigación del fiscal especial. La tendencia fue tan marcada que los autores del informe tomaron nota de ello en su evaluación.

“Los esfuerzos del presidente para influir en la investigación fueron en su mayoría infructuosos, pero eso se debe en gran parte a que las personas que rodearon al presidente se negaron a cumplir órdenes o acceder a sus solicitudes”, se lee en el informe.

El reporte pinta una imagen de asesores que ignoran repetidamente o descartan las órdenes de Trump, tanto para proteger al presidente de sus peores instintos como para protegerse de otras implicaciones legales.

Esto incluye actos del exabogado de la Casa Blanca de Trump, su exsecretario general, un exsecretario de personal y muchos otros asesores formales e informales.

Según los funcionarios de la Casa Blanca, esa dinámica ha sido una constante bajo la corriente de la presidencia de Trump, incluso en cuestiones de política como la inmigración y el comercio.

Los asesores han trabajado constantemente en forma privada para prevenir o impedir que Trump realice acciones consideradas imprudentes o algo peor, confiando en tácticas de distracción o en la creencia de que Trump finalmente olvidaría sus órdenes.

Trump, por su parte, detesta la impresión de que lo manejan sus asesores y pasó parte del fin de semana en la evaluación del informe de que algunos miembros de su personal regularmente ignoraban lo que él les decía que hicieran. Trump ha estado buscando garantías de  que sus órdenes están siendo tratadas como las de un presidente, no como sugerencias.

El lunes, Trump también dijo estar despreocupado por las perspectivas de procedimientos de juicio político, que algunos demócratas ahora están pidiendo a raíz del informe de Mueller.

“Ni siquiera un poquito”, dijo cuando se le preguntó acerca de las preocupaciones de destitución.