Estados Unidos

Muestran en documental ascenso de O'Rourke rumbo a la presidencia

El candidato paseño fue vitoreado en la premier de la grabación de HBO 'Contender con Beto', informó The Washington Post

El Diario de Juárez
domingo, 10 marzo 2019 | 12:51

Austin.- En cuanto el sábado se apagaron las luces para la premier del documental de HBO “Contender con Beto”, el excongresista Beto O’Rourke entró disimuladamente al cine con su esposa y su hija, publicó The Washington Post.

El público lo vio y vitoreó. Un fotógrafo siguió a O’Rourke hasta su asiento, con la cámara flasheando sobre el rostro del posible candidato presidencial. En la tercera fila una mujer susurró: “es como estrella de cine”.

En menos de un año, O’Rourke se ha transformado de congresista de El Paso relativamente desconocido, contendiendo con pocas posibilidades en Texas contra el senador republicano Ted Cruz, a una celebridad política alrededor de quien se amontonan sus seguidores y al que los extraños exhortan a que se lance por la Presidencia —algo que sus allegados dicen planea hacer—.

Pero la celebridad tiene su precio, uno que pagaron los tres hijos pequeños de O’Rourke, de acuerdo con el documental. Durante 90 minutos, el sábado se recordó detalladamente a O’Rourke lo difícil que fue su última campaña —y lo pesada que una contienda a nivel aun más alto podría ser— para sus hijos.

Durante más de un año O’Rourke dio a los camarógrafos acceso total a su familia y a varios colaboradores de campaña, permitiéndoles recopilar 700 horas de grabaciones. El resultado fue un vistazo sobre la desgarradora realidad pocas veces vista en las imágenes editadas que generalmente difunden los candidatos.

El documental —producido por Crooked Media, empresa fundada por exempleados de Obama— capta emotivamente la Betomanía que arrasó el año pasado en Texas y ofrece el perfil de tres voluntarios que creían con firmeza en O’Rourke. Pero también presenta una imagen menos halagüeña de O’Rourke —el candidato que se ponía nervioso antes de hablar ante públicos grandes o de debatir con Cruz, que arremetió contra sus cansados colaboradores, que la noche de las elecciones reconoció haberse comportado muchas veces como patán durante la campaña, que tuvo una complicada relación con su propio padre y que no obstante puso a sus hijos pequeños bajo los reflectores.

Beto y Amy O’Rourke asistieron a la premiere incluida en el festival South by Southwest —los dos hijos de la pareja optaron por no venir— y posteriormente contestaron unas cuantas preguntas del público.

El entusiasmado público de la premiere estuvo conformado por exempleados y exvoluntarios de campaña que la vivieron de nuevo, en ocasiones llorando abiertamente. Al ser entrevistados, algunos de los partidarios de O’Rourke se dijeron listos para ser voluntarios en su campaña presidencial, mientras que otros señalaron que, a pesar de lo mucho que lo quieren, no creen que esté listo para contender por la Casa Blanca.

Cuando a O’Rourke se le preguntó si pensaba contender por la Presidencia, evadió la pregunta, cambiando la conversión a varios candidatos a puestos locales.