Estados Unidos

Muchos empleos en EU podrían desaparecer para siempre

La situación es 'más sombría de lo que pensábamos', advierte economista

Associated Press

The New York Times

jueves, 21 mayo 2020 | 12:00

Nueva York.- Con más de 38 millones de solicitudes de desempleo en los Estados Unidos en nueve semanas, un economista dice que la situación es "más sombría de lo que pensábamos".

A pesar de que las restricciones a las empresas comenzaron a levantarse en los Estados Unidos, otros 2.4 millones de trabajadores solicitaron beneficios por desempleo la semana pasada, informó el gobierno hoy jueves, lo que eleva el total a 38.6 millones en nueve semanas.

Y aunque el Departamento de Trabajo descubrió que una gran mayoría de los trabajadores despedidos esperan que su desempleo sea temporal, existe una creciente preocupación entre los economistas de que muchos empleos nunca volverán.

Nicholas Bloom, economista de la Universidad de Stanford, estima que el 42 por ciento de los despidos recientes resultarán en la pérdida permanente de empleos.

"Las empresas tienen la intención de contratar a estas personas de nuevo", dijo Bloom, refiriéndose a una encuesta reciente de negocios realizada por el Banco de la Reserva Federal de Atlanta. "Pero sabemos del pasado que estas aspiraciones a menudo no resultan ser ciertas".

En este caso, es probable que la economía que regresa sea muy diferente a la que cerró. Si las reglas de distanciamiento social se convierten en la nueva normalidad, causando multitudes más delgadas en restaurantes, teatros y tiendas, en estadios deportivos y en aviones, entonces se requerirán menos trabajadores.

Las grandes empresas ya esperan que más de sus trabajadores continúen trabajando de forma remota y dicen que planean reducir su huella inmobiliaria, lo que a su vez reducirá el tráfico peatonal que alimenta a restaurantes, tiendas, salones de belleza y otros negocios cercanos.

La preocupación por trabajar en espacios cerrados y demasiada interacción social también podría acelerar la tendencia hacia la automatización, dicen algunos economistas.

Se están creando nuevos empleos, principalmente a bajos salarios, como conductores de reparto, trabajadores de almacén y limpiadores. Pero muchos más trabajos desaparecerán.

"Creo que nos espera un largo camino a la recuperación", dijo Bloom.