Monitorea ICE a inmigrantes con ayuda de ciudades santuario

Grupos californianos defensores de los derechos civiles llaman a revisar las prácticas con las que las autoridades se comparten los datos

El Diario de Juárez
miércoles, 13 marzo 2019 | 13:33
|

Los Angeles.- Grupos californianos defensores de los derechos civiles quieren que las corporaciones policiacas dejen de estar remitiendo a una base de datos privada nacional información escaneada a las placas de automóviles, diciendo que en nuevos documentos públicos se muestra que agentes federales de inmigración están usando el sistema a fin de violar las leyes estatales y locales de protección tipo “santuario”, publicó Los Angeles Times.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles del Norte de California (ACLU, por sus siglas en inglés), la cual obtuvo los documentos como parte de una demanda de transparencia presentada contra Inmigración y Aduanas (ICE), hizo un llamado a los legisladores a fin de que soliciten una auditoría estatal destinada a revisar las prácticas con las que se comparten datos.

En la recolección de más de mil páginas de contratos, e-mails, manuales y demás materiales se aprecia que varias corporaciones policiacas californianas han otorgado a ICE acceso ilimitado a los datos personas de los conductores y que los funcionarios federales están usando la información con el propósito de monitorear y localizar a los inmigrantes que se encuentren ilegalmente en el país que quizá no tengan antecedentes penales y podrían estar al amparo de las políticas estatales relativas al refugio y la privacidad.

El caso constituye el más reciente en despertar inquietudes entre los legisladores demócratas y los grupos defensores de la privacidad, quienes sostienen que las leyes californianas no limitan la cantidad de datos personas que los agentes federales de inmigración pueden emplear ahora que la administración Trump ha intentado aumentar las deportaciones. Policías y agentes de ICE argumentan que compartir información y colaborar resulta vital para las indagatorias penales.

Los documentos que el ACLU obtuvo brindan la perspectiva más a fondo que a la fecha se tenga  sobre la base de datos manejada por Vigilant Solutions, uno de los mayores proveedores de software para análisis de datos y de equipo de corporaciones policiacas a nivel nacional. En los documentos se aprecia que más de nueve mil agentes tienen acceso al sistema de Vigilant Solutions a través de un contrato con Servicios Especiales Thomson Reuters en vigor hasta septiembre del 2020.

Llamada Red de Reportes sobre Archivos Policiacos, la base de datos posee información recopilada por corporaciones policiacas y fuentes comerciales, entre ellas aseguradoras, empresas de grúas y de estacionamiento. Las cámaras captan fotografías de las placas de circulación que pasen, creando un detallado registro de la hora, la fecha y las ubicaciones en las que ha viajado una persona.

Los abogados de ACLU dijeron que en las búsquedas y lineamientos sobre privacidad de ICE, según los cuales se autoriza a los policías registrar la base de datos en busca de información de hasta hace cinco años, se muestra que la corporación ignoró las reglas internas de privacidad estipuladas en el contrato con Vigilant Solutions y en leyes estatales.

El abogado de ACLU Vadusdha Talla señaló que en los archivos se reveló que las corporaciones policiacas de ciudades y condados santuario, las cuales también limitan la colaboración entre el gobierno local y las instancias inmigratorias federales, tienen poco control sobre los datos que comparten en la base de datos privada.

“Si no quieren compartirlos con ICE, tal vez los compartan con terceros que pudieran remitirlos a ICE”, dijo.