Modificarán revisión en construcción de aviones

EU planea cambiar en julio el proceso luego de accidentes mortales en Boeing 737 MAX

Reforma
miércoles, 27 marzo 2019 | 10:55
Reforma

Ciudad de México— La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, en inglés) planea cambiar este verano la forma en la que supervisa la construcción de aviones, según fuentes citadas por la agencia AP.

La noticia representa una revelación previo a la audiencia programada hoy en el subcomité de aviación en el Comité de Comercio del Senado, la cual examinará la supervisión actual de la FAA y cómo las aerolíneas inspeccionan sus aviones.

El cambio en los protocolos se da en medio de una auditoría contra la FAA luego de los accidentes de Ethiopian Airlines y Lion Air en los que aviones Boeing 737 MAX 8 se vieron involucrados.

Un testimonio obtenido por AP señala que Calvin Scovel, inspector general del Departamento de Transporte, reveló que la FAA tiene planes para que en julio se incluyan nuevos requisitos de evaluación para la capacitación y autoauditorías en las aerolíneas.
"Si bien la modernización del proceso de supervisión de la FAA será un paso importante, la atención continua de la gerencia será clave para garantizar que la agencia identifique y supervise las áreas de mayor riesgo de certificación de aeronaves", señaló Scovel.
En la audiencia de hoy el jefe interino de la FAA, Daniel Elwell, defenderá la decisión de la FAA de certificar el modelo 737 MAX, según un testimonio preparado obtenido por AP.
Asimismo, defenderá el retraso inicial de la FAA para ordenar el aterrizaje de los más de 700 modelos en activo a nivel mundial tras los accidentes mortales de Ethiopian Airlines, que dejó 157 muertos, y Lion Air, con 189 víctimas.
Los accidentes han generado preguntas sobre un nuevo software de control de vuelo automático en los aviones, señalado como el factor clave en el peritaje luego de surgir similitudes en ambos accidentes.
Este miércoles, los ejecutivos de Boeing se reunirán con cerca de 200 pilotos, ejecutivos de aerolíneas y reguladores en su fábrica de Renton, Washington, para revisar los cambios del 737 MAX.