Estados Unidos

‘Más paciencia’, suplica Biden

Lanza campaña de Trump más retos judiciales, mientras conteo sigue estancado

Associated Press

The Washington Post

viernes, 06 noviembre 2020 | 06:00

Washington— Joe Biden insistió el jueves en que estaba a punto de ganar la Presidencia e instó a la calma y la paciencia mientras se contaban metódicamente los votos finales. 

En tanto, el presidente Donald Trump hizo frenéticos reclamos legales y promovió acusaciones infundadas sobre fraude electoral en varios estados donde estaba perdiendo o viendo cómo su ventaja disminuía rápidamente.

Con la tensión alta en los estados que permanecieron tan reñidos como para nombrar a un ganador, los cansados funcionarios electorales continuaron contabilizando los resultados, a veces con la Policía protegiéndolos de los manifestantes mientras la Presidencia pendía del balance de las tabulaciones finales en un puñado de estados.

Biden se mantenía a la cabeza, con 253 votos electorales contra 214 de Trump y una serie de posibilidades para llegar a los 270 necesarios para asegurar el triunfo. El ex vicepresidente mantenía su liderazgo en Arizona y Nevada, mientras que las ventajas de Trump disminuyeron tanto en Georgia como en Pensilvania. 

Funcionarios en Pensilvania, el premio electoral más grande y un estado que le daría a Biden suficientes votos del Colegio Electoral para ser declarado ganador, dijeron que estaban adelantados al cronograma.

El jueves por la tarde, la campaña de Trump emitió una declaración suya usando signos de exclamación y letras en mayúsculas para hacer entender una acusación infundada de manipulación electoral.

“¡SI CUENTAS LOS VOTOS LEGALES, GANO FÁCILMENTE LAS ELECCIONES!”, dijo Trump en el comunicado. “¡SI CUENTAS LOS VOTOS ILEGALES Y TARDÍOS, PUEDEN ROBARNOS LA ELECCIÓN!”

Minutos después, Biden escribió en Twitter: “Tengan paciencia, amigos. Se están contando los votos y nos sentimos bien con el lugar donde estamos”.

Alista Biden transición

La campaña de Biden ha expresado un creciente optimismo de que una victoria era inminente, creando un sitio web para promover el trabajo de su equipo de transición. 

Biden y su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris, demócrata de California, realizaron el jueves una sesión informativa en un teatro en Wilmington, Delaware, con un equipo de asesores económicos y de salud para discutir la actual crisis del coronavirus.

Era una señal visible de lo que su campaña esperaba proyectar: Biden preparándose sobriamente para la transición a la Casa Blanca. Mientras tanto, Trump no ha sido visto públicamente desde la madrugada del miércoles, cuando se reunió con simpatizantes en la Casa Blanca y declaró que había ganado. Habló el jueves por la noche.

“La democracia a veces es complicada. A veces también requiere un poco de paciencia”, dijo Biden el jueves por la tarde después de su sesión informativa.

“Seguimos sintiéndonos muy bien acerca de dónde están las cosas. Y no tenemos dudas de que cuando termine el conteo la senadora Harris y yo seremos declarados ganadores”, agregó. “Así que les pido a todos que mantengan la calma, a todas las personas que mantengan la calma. El proceso está funcionando. El conteo se está completando. Y lo sabremos muy pronto”.

La directora de campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon, mostró varias diapositivas a los periodistas al principio del día, demostrando cómo creen que Biden ganará al menos cuatro de los seis estados competitivos restantes. 

Dijo que sus cálculos mostraban que la ventaja de Biden podría reducirse en Arizona y Nevada, particularmente a medida que se cuentan los resultados de más áreas rurales pro-Trump, pero seguían confiando en que los retornos de los baluartes urbanos ayudarían a proteger su ventaja.

“Realmente no nos importa qué estado nos lleve a la cima. Sólo queremos seguir adelante y asegurarnos de que se hagan los conteos”, dijo O’Malley Dillon. “Sabemos que tomará un poco de tiempo y lo apoyamos, y simplemente vamos a mantener la calma y ser pacientes”.

De un hilo

Biden y otros demócratas recibieron buenas noticias el jueves, ya que el senador David Perdue, republicano por Georgia, cayó por debajo de la marca del 50 por ciento en su intento de reelección. Si eso se mantiene una vez que se complete el recuento, provocaría una segunda vuelta en enero. Ya se espera que otra carrera por el Senado de Georgia conduzca a una segunda vuelta.

Los demócratas perdieron varias carreras por el Senado el martes, y sus posibilidades de obtener una división 50-50 en el Senado dependerían de ganar ambas carreras.

La disputa legal también continuó el jueves, con la campaña de Trump intentando sembrar dudas sobre los resultados electorales de una manera que podría tanto buscar cambiar los resultados como producir una explicación para una derrota.

El abogado de campaña de Biden, Bob Bauer, acusó a la campaña de Trump de participar en una serie de demandas “sin mérito” destinadas a desinformar al público e interrumpir el conteo de votos.

“Esto es parte de una campaña de desinformación más amplia que involucra cierto teatro político”, dijo, y agregó que la campaña de Trump no ha proporcionado evidencia de irregularidades.

“Todo esto tiene la intención de crear una gran nube, que es la esperanza de la campaña de Trump, y que nadie pueda ver a través de ella”, agregó.