Más hindúes están realizando la travesía para llegar a la frontera de México.

El día en que murió, la pequeña niña se encontraba a miles de millas de retirado de su país de origen, publicó CNN

El Diario de Juárez
viernes, 14 junio 2019 | 23:22
|

El día en que murió, la pequeña niña se encontraba a miles de millas de retirado de su país de origen, publicó CNN.

Agentes de la Patrulla Fronteriza encontraron sus restos en esta semana en un área que los oficiales describen como “una tierra salvaje y desértica”, situada a 17 millas al oeste de Lukeville, Arizona.

En un comunicado emitido este jueves por el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza, señala que se cree que la niña fallecida era ciudadana de India y que había estado viajando con un grupo de migrantes que al parecer fue abandonado cerca de la frontera por “contrabandistas de personas que le ordenaron al grupo cruzar por este lugar peligroso y austero”.

Un médico forense de Arizona dio a conocer este viernes que la niña de 6 años, Gurupreet Kaur, murió de hipertermia.  La temperatura en el área en donde los agentes encontraron este miércoles los restos estuvo alrededor de los 108 grados.

Su muerte deja de manifiesto una realidad que en raras ocasiones es discutida y que ha estado sucediendo en la frontera entre Estados Unidos y México en los últimos años: un creciente número de migrantes de India han estado cruzando por allí.

El número de hindúes que han sido aprehendidos en la frontera suroeste ha estado aumentando constantemente y el año pasado lo hizo de una manera considerable, de acuerdo a las estadísticas de la Patrulla Fronteriza.

Durante el año fiscal del 2018, 8 mil 997 personas de India fueron aprehendidas en la frontera suroeste --- la cifra se triplicó respecto al año anterior, que fue de 2 mil 943 hindúes detenidos.

Eso representa un pequeño porcentaje --- aproximadamente el 2 por ciento del número total de migrantes aprehendidos en la frontera suroeste durante el año fiscal del 2018.

La gran mayoría de los migrantes detenidos en esa frontera provienen de países latinoamericanos, mayormente de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Sin embargo, el incremento de hindúes detenidos es notable y forma parte de una tendencia más grande.