Estados Unidos

Lucha Policía de Estados Unidos por controlar los disturbios

Ayer enfrentaron el sexto día de violentas protestas desde la muerte de George Floyd la semana pasada en Minneapolis

Associated Press

The New York Times

lunes, 01 junio 2020 | 08:43

Nueva York.- Los incendios ardieron fuera de la Casa Blanca, las calles de la ciudad de Nueva York se vieron afectadas por el caos y las tiendas en Santa Mónica, California, fueron saqueadas después de otro día de protestas pacíficas que cayeron en la ilegalidad en las principales ciudades de los Estados Unidos.

Fue el sexto día de disturbios desde la muerte de George Floyd la semana pasada en Minneapolis. La Guardia Nacional se desplegó para ayudar a los departamentos de policía abrumados, y docenas de alcaldes extendieron los toques de queda. La policía ajustó sus tácticas después de los saqueos y disturbios generalizados durante el fin de semana.

A medida que el humo se despejó este lunes por la mañana, así es cómo están las cosas.

En Minneapolis, el epicentro de las manifestaciones, unos 200 manifestantes fueron arrestados después de intentar marchar a lo largo de una carretera interestatal después de que comenzó el toque de queda a las 8 p.m. Los arrestos culminaron una noche relativamente tranquila en comparación con el caos de los últimos días.

En California, se ordenó el cierre de todos los edificios estatales "con oficinas en el centro de la ciudad" este lunes. Hubo informes generalizados de saqueos en Santa Mónica y Long Beach. Un oficial de policía sufrió una herida de bala mientras estaba de servicio en Venice. Un helicóptero de noticias en Los Ángeles grabó a una camioneta de la policía dirigiéndose contra un grupo de manifestantes, derribando a dos personas.

En Birmingham, Alabama, los manifestantes comenzaron a derribar un monumento confederado que la ciudad había cubierto con una lona en medio de una demanda entre el fiscal general del estado y la ciudad.

En Boston, una camioneta de la policía fue incendiado cerca de la Casa del Estado. Mientras más informes de vandalismo llegaban de la noche, el alcalde Marty Walsh dijo que estaba enojado "por las personas que vinieron a nuestra ciudad y optaron por participar en actos de destrucción y violencia". Añadió: "Si queremos lograr un cambio y si queremos liderar el cambio, nuestros esfuerzos deben estar arraigados en la paz y el respeto por nuestra comunidad".

En Filadelfia, los agentes de policía con equipo antidisturbios y un vehículo blindado usaron gas pimienta para repeler a los alborotadores y saqueadores. Un muro de oficiales bloqueó una rampa de entrada a la Interestatal 676 en la ciudad, donde se suspendió el transporte público a partir de las 6 p.m. como parte de un toque de queda. Por la mañana, muchos dueños de negocios revisaban las tiendas saqueadas.

En Nueva York, los manifestantes marcharon a través de los puentes de Brooklyn y Williamsburg. El puente de Manhattan se cerró brevemente al tráfico de automóviles. Se reportaron saqueos esporádicos en todo el Bajo Manhattan. La noche anterior en Union Square, la hija del alcalde, Chiara de Blasio, de 25 años, se encontraba entre los manifestantes arrestados, según un oficial de policía.

En Chicago, el superintendente de policía, David Brown, condenó a los saqueadores el domingo. El gobernador J.B. Pritzker dijo que había llamado a la Guardia Nacional después de una solicitud del alcalde Lori Lightfoot. "Quiero ser claro y enfatizar: la Guardia está aquí para apoyar a nuestro Departamento de Policía", dijo Lightfoot. "No participarán activamente en la vigilancia y el patrullaje". El transporte público al centro ha sido suspendido indefinidamente.

En Portland, Oregon, la policía se enfrentó con los manifestantes que rompieron ventanas en el tribunal federal. La policía desplegó gases lacrimógenos mientras los manifestantes arrojaban fuegos artificiales a los oficiales.

En Louisville, Kentucky, una confrontación en una calle concurrida se calmó en parte cuando una mujer se adelantó y le ofreció un abrazo a un oficial de policía antidisturbios. Se abrazaron por casi un minuto. Sin embargo, hubo informes de enfrentamientos más tarde en la noche, y un medio de comunicación local informó que al menos una persona había recibido un disparo mortal.