PUBLICIDAD

Estados Unidos

Los mandamientos infernales de Musk para las empresas

Eso probablemente le ha ayudado y perjudicado en los negocios, según una nueva biografía de Walter Isaacson

The New York Times

miércoles, 13 septiembre 2023 | 08:11

Associated Press

PUBLICIDAD

Nueva York, EU.- En pocas palabras: Elon Musk puede ser un verdadero imbécil.

Y eso probablemente le ha ayudado y perjudicado en los negocios, según una nueva biografía de Walter Isaacson.

En "Elon Musk", que salió a la venta el lunes, Isaacson plantea la idea del "modo demonio" para explicar los impulsos temperamentales detrás de algunos de los éxitos del magnate, aunque no sólo ha sido eso lo que ha impulsado su ascenso. Isaacson detalla otras formas que le han ayudado a convertirse en el hombre más rico del mundo.

Isaacson había popularizado previamente el concepto del "campo de distorsión de la realidad" con su libro del 2011 sobre Steve Jobs, el cofundador de Apple, y su capacidad de alterar la percepción para motivar a otros.

El "modo demonio" quedó en exhibición en el 2018 mientras Musk batallaba para incrementar la producción del sedán Modelo 3 de Tesla, que casi destruyó a la compañía de automóviles eléctricos y que el CEO denominó "un infierno de producción".

Esa experiencia infernal, dice el libro, también ayudó a Musk a formular cinco mandamientos sobre cómo quiere que sus trabajadores resuelvan los problemas en todas sus empresas, desde la fabricante de cohetes SpaceX hasta la plataforma de redes sociales X, anteriormente Twitter.

En el libro, Musk llama al marco para la resolución de problemas "el algoritmo". En resumen, exhorta a sus empleados a:

* Cuestionar cada requisito

* Eliminar cualquier parte o proceso que se pueda

* Simplificar y optimizar

* Acelerar el tiempo del ciclo

* Automatizar

"Sus ejecutivos a veces mueven los labios y forman las palabras como si cantaran la liturgia junto con su sacerdote", escribió Isaacson sobre el mantra de Musk.

En el libro, Musk reconoce que habla a menudo sobre este enfoque. "Me convertí en un disco rayado sobre el algoritmo... pero creo que es útil decirlo en un grado molesto", expone.

El enfoque se basa en un método de mucho tiempo para la resolución de problemas promovido por Musk llamado "primeros principios", un razonamiento que divide las tareas en sus aspectos más básicos.

"El algoritmo es un proceso de cinco pasos no sólo para fabricar buenos productos y diseñarlos", señaló Isaacson en una entrevista el lunes.

"Comienza con los primeros principios. Él dice que hay que cuestionar todos los requisitos y, cuando habla de primeros principios, se refiere a mirar la física. Si alguien dice que no, 'no podemos construirlo a este precio', dice, 'díganme cuánto cuestan los materiales. Díganme exactamente qué involucra esto y luego si pueden hacerlo o no'".

Hay otras lecciones en el libro que Musk ha practicado durante mucho tiempo, como nunca pedirle a un empleado que haga algo que él no está dispuesto a hacer (de ahí que duerma en el piso de la fábrica), contratar a empleados con base en su actitud y decir "está bien equivocarse, nada más no esté confiado y equivocado".

Sin embargo, algunos empleados han considerado que darle malas noticias a Musk es peligroso para su trayectoria.

"Uno de sus problemas es que la gente a veces tiene miedo de darle malas noticias", contó Isaacson. "Quienes tienen éxito con Musk son aquellos que se dan cuenta de que hay que darle malas noticias, incluso si esto resultará en algunas ratos desagradables".

El temor de ellos a menudo tiene sus raíces en el modo demonio.

Claire Boucher, conocida como la música Grimes y madre de tres de los hijos de Musk, acuñó el término "modo demonio" en una entrevista con Isaacson.

"Es cuando se oscurece y se retrae dentro de la tormenta en su cerebro", describió Boucher en el libro. "El 'modo demonio' causa mucho caos, pero también hace que se hagan las cosas", abundó.

Musk ha hecho mucho, ayudando a marcar el inicio de la era de los autos eléctricos como director ejecutivo de Tesla y arrancando la carrera espacial comercial con SpaceX, que él fundó. Sin embargo, su desordenada gestión de X está poniendo a prueba la percepción pública de su genio empresarial.

Isaacson, quien siguió a Musk durante dos años para escribir el libro, vio el "modo demonio" en persona varias veces, junto con otras personalidades que describió como desde "tontas" hasta "encantadoras". Él sugiere que las raíces de las nubes oscuras de Musk provienen de su infancia en Sudáfrica.

"Es casi como el Dr. Jekyll y el Sr. Hyde, donde una nube se posa encima y él entra en trance y puede ser duro de una manera fría", apuntó Isaacson. "Nunca se enoja mucho... pero es fríamente brutal con la gente y después casi no recuerda lo que ha hecho. A veces le digo: '¿por qué le dijiste eso a esa persona?', y me mira sin comprender, como si no recordara bien lo que pasó mientras estaba en 'modo demonio'".

En un caso, Isaacson describió haber visto emerger el "modo demonio" cuando Musk vio vacía la plataforma de lanzamiento de SpaceX en el sur de Texas a altas horas de una noche.

"Ordenó a 100 personas de diferentes partes de SpaceX, desde Florida y California, para que fueran a trabajar las 24 horas del día, aunque eso no era necesario", contó Isaacson.

Estos arranques parecen ir de la mano con la necesidad de drama de Musk.

"Es un imán para el drama", señaló Kimbal, el hermano menor de Musk, en el libro. "Esa es su compulsión, el tema de su vida".

Isaacson advierte que los lectores no deberían pensar que pueden ser como Musk y automáticamente gozar de éxito. Más bien, apuntó, los lectores deberían ver cómo líderes como Musk y el difunto Jobs fueron efectivos y también aprender de los golpes en cabeza ajena.

"No tienes que ser así de malo", manifestó.

Aun así, a lo largo de su libro, Isaacson plantea la cuestión de si Musk podría ser exitoso de otra manera.

"Trato de mostrar cómo ese es uno de los hilos de un tejido y, como dijo Shakespeare, somos moldeados a partir de nuestros defectos", expuso Isaacson. "Si eliminamos ese hilo, es posible que no obtengas todo el tejido de Elon Musk".

Edición del artículo original

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search