Estados Unidos

Los expertos en salud cuestionan si la campaña de Pence es un trabajo esencial

El Departamento de Seguridad Nacional detalla 16 categorías de trabajadores de infraestructura crítica

Associated Press

domingo, 25 octubre 2020 | 20:27

Associated Press

Estados Unidos— Los especialistas en políticas de salud cuestionaron la afirmación de los funcionarios de la Casa Blanca de que las reglas federales sobre trabajadores esenciales permiten que el vicepresidente Mike Pence continúe haciendo campaña y no se ponga en cuarentena después de estar expuesto al coronavirus.

Hacer campaña no es un deber oficial que pueda caer bajo las pautas destinadas a garantizar que la policía, los socorristas y los trabajadores clave del transporte y la alimentación aún puedan realizar trabajos que no se pueden hacer de forma remota, dijeron los expertos en salud.

Un asistente de Pence dijo hoy que el vicepresidente continuaría trabajando y viajando, incluso para hacer campaña, después de que su jefe de gabinete y algunos otros contactos cercanos dieron positivo. Pence dio negativo este domingo y decidió seguir viajando después de consultar al personal médico de la Casa Blanca, dijeron sus asistentes.

El jefe de personal de Pence, Marc Short, fue uno de los que dieron positivo. El presidente Donald Trump dijo esta madrugada que Short estaba en cuarentena.

Por lo general, eso significa aislarse durante 14 días después de la exposición en caso de que se desarrolle una infección, para evitar transmitir el virus a otras personas.

Pence llevó a cabo un mitin este domingo en Carolina del Norte, tiene eventos en Minnesota y Pensilvania para mañana, lunes, y más eventos en Carolina del Norte y Carolina del Sur el martes. Las cifras más recientes muestran que los casos de COVID-19 están aumentando en el 75 por ciento del país.

Este domingo, el asesor de seguridad nacional, Robert O’Brien, dijo a los periodistas que Pence "está siguiendo todas las reglas" de los funcionarios federales de salud. Llamó a Pence "un trabajador esencial" y dijo: "Los trabajadores esenciales que salen, hacen campaña y votan, son tan esenciales como las cosas que podemos hacer muchos estadounidenses".

Sin embargo, las pautas sobre trabajadores esenciales del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos están dirigidas a personas como la policía, los socorristas y los trabajadores clave del transporte y la alimentación.

El Departamento de Seguridad Nacional detalla 16 categorías de trabajadores de infraestructura crítica, incluidos los de bases militares, sitios de energía nuclear, juzgados e instalaciones de obras públicas como presas y plantas de agua.

"No veo campañas políticas en la lista", dijo el doctor Joshua Sharfstein, vicedecano de práctica de salud pública en la Universidad Johns Hopkins y exjefe del departamento de salud del estado de Maryland. “Todo lo que no tenga que hacerse en persona y todo lo que no esté relacionado con su trabajo como vicepresidente no se consideraría esencial”.

El doctor Thomas Tsai, especialista en políticas de salud de la Universidad de Harvard, estuvo de acuerdo.

Ayudar a mantener la función del poder ejecutivo del gobierno podría considerarse un trabajo crítico, pero "históricamente siempre hemos separado la campaña de los deberes oficiales", dijo.

Pence también se desempeña como presidente del Senado, un papel en gran parte ceremonial delineado en la Constitución, pero que tomará relevancia mañana lunes.

Se espera que el Senado vote mañana por la noche para confirmar a la nominada de Trump a la Corte Suprema, Amy Coney Barrett. Es poco probable que se necesite el voto de Pence para romper un empate, pero se espera su presencia para la votación.

Si el trabajo oficial de Pence como vicepresidente se considera esencial, las pautas del CDC dicen que debe ser monitoreado de cerca para detectar los síntomas de COVID-19, mantenerse al menos a dos metros de los demás y usar un cubrebocas "en todo momento mientras esté en el lugar de trabajo".

Lawrence Gostin, un experto en salud pública de la facultad de derecho de la Universidad de Georgetown, dijo que la intención de Pence de continuar haciendo campaña burla el espíritu de las pautas del CDC.

Sharfstein dijo que Pence "podría poner a las personas en riesgo" porque tiene un alto riesgo de infectarse.

"Deberían ponerlo en cuarentena para proteger a otras personas", dijo Sharfstein. 

close
search