Leyes de control de armas en EU enfrentan incertidumbre

Los cambios en la judicatura federal podrían poner en peligro restricciones que ya habían sido aprobadas

Associated Press
sábado, 10 agosto 2019 | 21:41
Tomada de internet |

Sacramento, Calif.-California tiene algunas de las leyes sobre armas más estrictas del país, incluyendo una prohibición sobre el tipo de cargadores de alta capacidad, que han sido usados en los tiroteos masivos más letales en Estados Unidos.
Qué tanto tiempo van a mantenerse vigentes ese tipo de leyes es una creciente preocupación entre los que están a favor del control de armas en California y en otros lugares.
Un sistema judicial federal que cada vez es más conservador bajo el mandato del presidente Donald Trump y el Senado controlado por republicanos, tiene a los defensores del control de armas de nervios.
Les preocupa que las cortes federales, especialmente si Trump gana un segundo término el próximo año y los republicanos siguen dominando el Senado, se tenga un punto de vista expansivo de la Segunda Enmienda que pudiera anular las leyes sobre el control de armas promulgadas en los Estados de filiación demócrata. 

Trump tiene la oportunidad de llenar un porcentaje más alto de vacantes en los tribunales federales que cualquier presidente en este momento en su primer mandato desde George H.W. Bush hace casi tres décadas.

Hasta la fecha, ha nominado a 194 candidatos para jueces federales y ha tenido 146 confirmados, de un total de 860 escaños judiciales de tribunales federales de distrito, según la conservadora Heritage Foundation. De los 179 escaños en los tribunales federales de apelación, Trump nominó a 46 jueces y 43 confirmados. Está preparado para llenar 105 vacantes en los tribunales de distrito y cuatro en los tribunales de apelaciones, según la Heritage Foundation.

Los cambios en la judicatura federal podrían significar que incluso las restricciones de armas que anteriormente fueron confirmadas por personas designadas por expresidentes republicanos ahora pueden estar en peligro, dijo Hannah Shearer, directora de litigios en el Centro de Leyes Giffords con sede en San Francisco para prevenir la violencia armada.