PUBLICIDAD

Estados Unidos

La Suprema Corte ratifica la ley de adopción de nativos americanos

La cuestión en el caso era si una ley destinada a mantener a los nativos americanos adoptados dentro de las tribus es constitucional

The New York Times

jueves, 15 junio 2023 | 17:07

Kenny Holston/The New York Times | Nita Battise, miembro de la tribu Alabama-Coushatta, celebró el fallo en las gradas de la Corte Suprema

PUBLICIDAD

Washington.- La Suprema Corte ratificó este jueves una ley de 1978 que establece que los nativos americanos adoptados puede seguir con sus tribus y tradiciones, otorgando una victoria a las tribus que habían argumentado que un golpe a la ley podría cambiar drásticamente sus principios básicos que les han permitido gobernarse a sí mismos.

La juez Amy Coney Barrett, en un escrito dirigido a la mayoría, reconoció el polémico caso, en el que una pareja de padres sustitutos anglosajones de Texas se enfrentó a cinco tribus y al Departamento del Interior sobre la adopción de un niño nativo americano.

“Esos temas son complicados”, escribió. “Sin embargo, el fondo de todo esto es que rechazamos los desafíos de todos los demandantes al estatuto, algunos en relación con los méritos y otros por falta de permanencia”.

La votación fue de 7-2, los jueces Clarence Thomas y Samuel A. Alito Jr disintieron.

De acuerdo al Decreto de Bienestar de Niños Indígenas, se le da preferencia a las familias nativas, una política que la pareja dijo que violaba los principios de protección igualitaria y discriminaba a los niños nativos y a las familitas que no son nativas y que desean adoptarlos porque se basa en la raza.

Las tribus han dicho que son entidades políticas, no grupos raciales, y que eso elimina la distinción y apuntala los derechos de las tribus, y podría poner en peligro cada aspecto de la ley y política indígena, incluyendo las medidas que gobiernan el acceso a la tierra, agua y apuestas.

“El poder que tiene el Congreso para legislar en relación con los indígenas está bien establecido y es amplio”, escribió la juez Barrett, agregando que esa autoridad podría extenderse a la ley familiar. “La Constitución no erige un muro alrededor de la ley familiar”.

En sus opiniones de disentimiento, los jueces Thomas y Alito afirmaron que el Congreso se ha extralimitado en la regulación de las determinaciones sobre el bienestar infantil.

La mayoría de la corte, escribió el juez Alito, perdió de vista lo que más está en riesgo y que son los niños.

“La mayoría decide una cuestión tras otra de una manera que no atiende los derechos e intereses de esos niños y sus padres y tampoco la división de la autoridad federal y estatal que establece nuestra Constitución”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search