La fortuna de Jeffrey Epstein podría ser sólo una ilusión

El hombre acusado por tráfico sexual de menores, se describe rutinariamente como un brillante financiero multimillonario

The New York Times
jueves, 11 julio 2019 | 10:05
|

Cuando los fiscales federales fincaron cargos de tráfico sexual contra Jeffrey Epstein, lo describieron como “un hombre de recursos casi infinitos”. Argumentaron que con su vasta riqueza y sus dos jets privados se corría el riesgo de que emprendiera la fuga.

Epstein se describe rutinariamente como un brillante financiero multimillonario, pues se codeaba con los poderosos, incluyendo ex y futuros presidentes. Incluso después de su declaración de culpabilidad del 2008 en un caso de prostitución en Florida, se promocionó a sí mismo como un mago financiero que usaba modelos matemáticos arcanos, y a menudo mencionaba los nombres de amigos ganadores del Premio Nobel. A sus potenciales clientes les decía que tenían que invertir un mínimo de mil millones de dólares. A principios de la primera década de siglo XXI, una revista decía que empleaba hasta 150 personas, algunas de las cuales trabajaban en las históricas casas Villard en la Avenida Madison.

Pero mucho de eso parece ser una ilusión, y hay poca evidencia de que Epstein sea un multimillonario.

La riqueza de Epstein puede haber dependido menos de su perspicacia matemática que de sus conexiones con dos hombres: Steven J. Hoffenberg, antiguo propietario de The New York Post y un notorio estafador posteriormente condenado por ser la mente maestra de una estafa Ponzi de 460 millones de dólares, y Leslie H. Wexner, fundador multimillonario de cadenas minoristas como The Limited y director ejecutivo de la compañía propietaria de Victoria's Secret.

Hoffenberg fungió como socio de Epstein en dos inoportunas ofertas de adquisición en la década de los ochentas, incluida una de Pan American World Airways, luego afirmaría que el Epstein había sido parte del plan que lo llevó a la cárcel, aunque Epstein nunca fue acusado. Con Wexner, Epstein amasó un bono financiero y personal que desconcertó a asociados de muchos años del acaudalado magnate minorista.

La compañía de Epstein, Financial Trust Company, no ha emitido estados financieros auditados ni informes de desempeño que respalden sus afirmaciones de destreza en inversiones. En documentos presentados a la corte en el 2002, Epstein dijo que contaba 20 empleados, mucho menos que las cifras reportadas en esa época. Seis años después, perdió grandes sumas de dinero durante crisis financiera. Y amigos y patrocinadores, incluido Wexner, lo abandonaron después de que se declarara culpable de cargos de prostitución en el 2008.