Estados Unidos

La etiqueta que aviva la furia de Trump: ‘Racista, racista, racista’

Algunos retadores demócratas han llegado al extremo de decir que el presidente es un supremacista blanco, informó The Washington Post

El Diario de Juárez

domingo, 11 agosto 2019 | 20:01

El presidente Donald Trump se considera un mago de las marcas, pero le molesta mucho no poder deshacerse de la etiqueta de “racista”.A medida que la campaña toma forma unos 15 meses antes de que los votantes emitan un veredicto sobre su presidencia, los retadores demócratas de Trump lo califican de racista, y algunos han llegado al extremo de decir que el presidente es un supremacista blanco. A lo largo de su carrera como magnate de bienes raíces, provocador de celebridades y político, a Trump siempre le ha molestado que lo llamen así, a pesar de que algunas de sus acciones y palabras han sido claramente racistas.Después de un mes en el que lanzó ataques racistas contra cuatro congresistas de color, calumnió a la mayoría afroamericana de Baltimore, diciendo que la ciudad era un “desastre infestado de ratas” y vio su retórica antiinmigrante siendo imitada en una supuesta declaración de un tirador masivo, el riesgo para Trump es que lo peyorativo que lo ha perseguido por mucho tiempo llegue a definirlo de verdad.Ser llamado racista enfurece mucho a Trump, y en los últimos días lo ha afectado aún más, incluso cuando despotrica —en tuits y en comentarios públicos— sobre el apodo, comportamiento que sus consejeros y aliados aseguran que es la reacción más natural de cualquiera que no se considere racista pero es acusado de serlo.“Cuando ellos recurren a llamarme: racista, racista, racista”, dijo Trump a los periodistas el viernes cuando salía de la Casa Blanca para unas vacaciones de una semana en su club de golf privado en Bedminster, Nueva Jersey. “Llaman a cualquiera racista cuando ya no saben qué más decir”.