Estados Unidos

Juez revoca veto de California para portar armas de asalto

El gobernador de ese estado condenó la decisión, calificándola como ‘una amenaza a la seguridad pública y a las vidas de californianos inocentes’

/ Una imagen de diciembre de 2012, muestran pistolas, rifles, escopetas y armas de asalto, recogidas en un evento de recompra de armas en Los Ángeles

Associated Press

domingo, 06 junio 2021 | 06:00

Sacramento, California—Un juez federal revocó el viernes una prohibición a las armas de asalto vigente en California desde hace tres décadas al dictaminar que viola el derecho constitucional a portar armas.

El juez de distrito de Estados Unidos Roger Benitez, de San Diego, falló que la definición estatal de rifles de estilo militar como ilegales priva ilegalmente a los californianos que cumplen la ley de armas permitidas normalmente en la mayoría de los demás estados del país y por la Corte Suprema.

“La ley no puede sobrevivir bajo ningún nivel de intenso escrutinio”, afirmó Benitez, que emitió una orden judicial permanente contra la aplicación de la norma, pero la suspendió durante 30 días para que el fiscal general del estado, Rob Bonta, pueda recurrir.

El gobernador de California, Gavin Newsom, condenó la decisión calificándola como “una amenaza directa a la seguridad pública y a las vidas de californianos inocentes, punto”.

En su fallo de 94 páginas, el magistrado habló favorablemente de las armas modernas, señalando que se usan abrumadoramente por razones legales.

“Como la navaja del Ejército suizo, el popular rifle AR-15 es una combinación perfecta de arma de defensa doméstica y equipo de defensa nacional. Bueno tanto para el hogar como para la batalla”, aseguró el juez en la introducción de su fallo.

Esa comparación “socava por completo la credibilidad de esta decisión y es una bofetada para las familias que han perdido a sus seres queridos por esta arma”, apuntó Newsom en un comunicado. “No vamos a dar marcha atrás en esta lucha, y seguiremos presionando para leyes de armas con sentido común que salven vidas”.

Bonta señaló que el fallo tenía errores y dijo que apelará.

California restringió las armas de asalto por primera vez en 1989, y ha actualizado la ley varias veces desde entonces.

Las armas de asalto, según están definidas en la ley, son más peligrosas que otras armas de fuego y se usan de forma desproporcionada en crímenes, tiroteos masivos y contra las fuerzas de seguridad, lo que causa más víctimas mortales, alegó la fiscalía, agregando que prohibirlas “promueve los importantes intereses estatales en seguridad pública”.

Además, un incremento registrado en el último año en las ventas de más de 1.16 millones de otros tipo de pistolas, rifles y escopetas –más de un tercio de ellas a personas que compraban por primera vez– demuestra que el veto a las armas de asalto “no ha impedido que los ciudadanos del estado que cumplen con la ley adquieran una serie de armas por motivos legales, incluyendo la autodefensa”, alegó el estado en un documento judicial de marzo.

Otras seis cortes federales de distrito y apelaciones ratificaron previamente restricciones similares a las armas de asalto, argumentó el estado. Revocar el veto no solo permitiría el acceso a los rifles de asalto, sino también a cosas como escopetas y pistolas de asalto, según funcionarios estatales.

Pero Benítez no estuvo de acuerdo

“Este caso no se trata de armas extraordinarias que se encuentran en los límites exteriores de la protección de la Segunda Enmienda. Las ‘armas de asalto’ prohibidas no son bazucas, obuses ni ametralladoras. Esas armas son peligrosas y únicamente útiles para fines militares”, dijo su fallo. “En cambio, las armas de fuego consideradas ‘armas de asalto’ son bastante comunes, populares y modernas”.

El juez dijo que a pesar de la prohibición de California, actualmente hay un estimado de 185 mil 569 armas de asalto registradas en el estado.

Fueron adquiridos antes de la definición en evolución de un arma de asalto en California.

“Este es un caso promedio sobre armas promedio usadas de manera promedio para propósitos promedio”, dijo el fallo. “Uno debe ser perdonado si uno es persuadido por los medios de comunicación y otros de que la nación está inundada de rifles de asalto AR-15 asesinos. Los hechos, sin embargo, no apoyan esta hipérbole, y los hechos importan “.

“En California, el asesinato con cuchillo ocurre siete veces más a menudo que el asesinato con rifle”, agregó.

También calificó la prohibición como “un experimento fallido continuo que no logra sus objetivos de prevenir tiroteos masivos o ataques contra agentes del orden”.

En un fallo preliminar en septiembre, Benítez dijo que la complicada definición legal de armas de asalto de California puede atrapar a los propietarios de armas que de otra manera respetan la ley con sanciones penales que, entre otras cosas, pueden despojarlos de su derecho de poseer armas de fuego según la Segunda Enmienda.

Brandon Combs, presidente de la Coalición de Políticas de Armas de Fuego, dijo en un comunicado que el fallo “mantuvo lo que millones de estadounidenses ya saben que es cierto: las prohibiciones de las llamadas ‘armas de asalto’ son inconstitucionales y no pueden mantenerse”.

Un grupo de defensa del control de armas calificó el fallo del juez como alarmante y “especialmente insultante” porque fue dictado en el Día Nacional de Concientización sobre la Violencia Armada.

“Demasiadas familias en todo el país han perdido a sus seres queridos en tiroteos llevados a cabo con armas de asalto. Pueden dar fe de la realidad de que estas armas no son como ‘navajas del Ejército suizo’ ni los tiroteos masivos son solo un problema ‘muy pequeño’”, dijo Robyn Thomas, directora ejecutiva del Giffords Law Center to Prevent Gun Violence, un grupo liderado por Gabrielle Giffords, la ex congresista de Arizona que recibió un disparo y resultó herida en un tiroteo masivo hace 10 años.

Más de 3 décadas

California restringió las armas de asalto por primera vez en 1989, y ha actualizado la ley varias veces desde entonces.