Involucran a Genaro García Luna con 'El Chapo' y sus sobornos

Según testigos los pagos al exsecretario de Seguridad Pública, se hicieron entre 2006 y 2012

The New York Times
martes, 12 febrero 2019 | 15:35

Nueva York— El mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera fue declarado culpable este martes 12 de febrero en un juicio que exhibió las entrañas de un cártel que ha afectado a México con décadas de violencia y corrupción, y a Estados Unidos por el movimiento de toneladas de drogas.

El veredicto en contra de Guzmán Loera, acusado de ser líder del Cártel de Sinaloa, sería el final de la carrera de quien se convirtió hasta en un héroe popular para algunos en México, que utilizó tácticas innovadoras para el contrabando de drogas, violencia extrema y tuvo una considerable capacidad para escapar, una y otra vez, de la justicia mexicana.

El principal cargo en contra de "El Chapo" lo acusaba de ser el principal líder de una operación criminal para comprar drogas de varios proveedores en Colombia, Ecuador, Panamá y el Triángulo Dorado de México —comprendido por los estados de Durango, Sinaloa y Chihuahua—, donde se produce la mayor parte de la heroína y la marihuana del país. También se le acusó de haber obtenido 14 mil millones de dólares a lo largo de su carrera al transportar hasta 200 toneladas de narcóticos a través de la frontera con Estados Unidos mediante yates, lanchas motoras, botes de pesca, aviones, trenes de carga, submarinos semisumergibles, tractocamiones llenos de carne congelada y latas de jalapeños, así como otros túneles.

La evidencia en contra del capo de la droga incluyó decenas de fotografías de vigilancia, tres series de libros contables detallados, varias cartas escritas a mano por el acusado y cientos de sus más íntimos —e incriminadores— mensajes de texto y llamadas interceptadas a través de cuatro operaciones independientes de espionaje telefónico.

Entre los testigos se encontraba uno de los primeros hombres empleados por el capo; uno de sus asistentes personales; su principal proveedor colombiano de cocaína; el hijo de su socio más cercano y alguna vez heredero del cártel; el experto en informática que contrató para sus comunicaciones; el principal distribuidor estadounidense del capo; un integrante del ejército de sicarios del cártel, e incluso una exdiputada y amante del Chapo con la que este escapó de la marina mexicana, desnudo, a través de un túnel bajo una tina en su casa de seguridad.

Varios de los testigos discutieron diversos sobornos a la policía mexicana, al Ejército o a políticos, entre ellos el que Guzmán Loera habría organizado el pago de 100 millones de dólares al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, antes de las elecciones de 2012 en las que resultó ganador. Otros testimonios afirmaron que hubo pagos a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública mexicano entre 2006 y 2012, así como a otros oficiales de alto rango de las fuerzas de seguridad, a un puñado de generales y policías e, incluso, a casi toda una legislatura pasada del congreso colombiano.