PUBLICIDAD

Estados Unidos

Insiste Biden en que no hay recesión mientras enfrenta un riesgo económico

El gobierno intenta persuadir a los estadounidenses de que la recuperación económica es más sólida de lo que se percibe

The New York Times

miércoles, 27 julio 2022 | 12:28

The New York Times

PUBLICIDAD

Washington.- Después de una reunión virtual con ejecutivos de fabricación de tecnología el pasado lunes, se le preguntó al presidente Biden sobre su último dolor de cabeza económico: ¿Qué tan preocupados deberían estar los estadounidenses de que el país pueda estar en una recesión?

“No vamos a estar en una recesión”, respondió.

PUBLICIDAD

Los asistentes del presidente han pasado gran parte de los últimos días defendiendo ese caso públicamente, antes de que se publiquen datos económicos críticos este jueves que podrían, al menos informalmente, señalar el comienzo de una recesión según una definición abreviada común.

Es el capítulo más reciente de un desafío al que se ha enfrentado Biden desde que asumió el cargo: intentar, en gran medida sin éxito, persuadir a los estadounidenses de que la recuperación económica es más sólida de lo que la gente percibe.

Después de más de un año de intentar calmar las preocupaciones de los consumidores por el aumento de la inflación, los funcionarios de la administración de Biden han iniciado una campaña pública sostenida para extinguir los temores de que la economía de la nación haya vuelto a caer en una recesión. Los funcionarios se han apoyado en gran medida en la solidez del mercado laboral y se han referido con frecuencia a los criterios utilizados por el comité de investigación económica que declara formalmente cuándo comienzan y terminan las recesiones.

La campaña se ha visto complicada por la Reserva Federal, que ha tratado de desacelerar la economía al tratar de controlar la inflación. Este mismo miércoles, se esperaba que la Reserva Federal haga otro gran aumento de la tasa de interés, probablemente elevando las tasas en tres cuartos de punto porcentual y elevando las probabilidades de una recesión inducida por la política monetaria a finales de este año.

Los argumentos de la administración de que el país no estaba actualmente en recesión fueron respaldados por algunos indicadores económicos, por muchos pronosticadores y por las definiciones técnicas de lo que constituye una recesión que emplea el comité de registro del ciclo económico de la Oficina Nacional de Investigación Económica.

“El gasto del consumidor se mantiene sólido, los balances de los hogares se mantienen en buena forma”, dijo Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional, en una sesión informativa en la Casa Blanca el martes. El alcance completo de los datos económicos, dijo, "no era consistente con una recesión".

Pero el hecho de que Biden y sus asistentes hayan pasado tanto tiempo evitando hablar de una recesión muestra cuán sombríos se han vuelto los estadounidenses con respecto a la economía y por qué ha sido tan difícil para la administración cambiar de opinión.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search