Estados Unidos

Incertidumbre en EU por reporte Mueller

La conclusión de la investigación del Rusiagate está cerca pero el fiscal general de podría evitar que el documento se haga público

Reforma
domingo, 10 marzo 2019 | 07:30
Reforma

Washington— Un momento cumbre en la historia contemporánea de Estados Unidos está a punto de suceder.
Washington aguarda bajo suspenso la conclusión en cualquier minuto de la investigación del Fiscal Especial, Robert Mueller, encargado de dilucidar la influencia de Rusia en la elección presidencial de 2016.
Iniciada en mayo de 2017 después de que Donald Trump despidiera al entonces director del FBI, James Comey, la parte final de la indagatoria de Mueller amenaza con desatar tormentas de pronóstico todavía reservado
"No creo que la palabra escándalo sea proporcional a lo que estamos platicando aquí: Una crisis constitucional (...) en la que podríamos tener un Presidente bajo el hechizo de una potencia extranjera", dijo recientemente Jon Meacham, uno de los historiadores presidenciales más importantes de Estados Unidos a la cadena NBC.
Encargado en el puesto de Fiscal Especial para investigar la influencia rusa y los contactos con la campaña de Trump, Mueller alistaría -según las televisoras CNN y NBC- la conclusión de una pesquisa que ha dejado ya sentencias contra el entorno inmediato del Presidente Trump.
A 19 meses de su inicio y con un costo de 25 millones de dólares, según reportes oficiales, Mueller iniciará la etapa final de su encargo cuando su equipo entregue un reporte al Fiscal General, William Barr, quien en principio no tendría la obligación de publicarlo.
"No tengo idea si el reporte implicará a Trump en conductas ilegales y no pienso que nadie fuera del equipo de Mueller lo sepa", dijo a REFORMA Andrew Coan, experto legal en la Universidad de Arizona y autor del libro "Investigando al Presidente" sobre la historia de los fiscales especiales.
Pese a la alta expectativa por verlo abierto al público, el reporte que Mueller entregue a Barr es estrictamente de carácter confidencial y, en principio, este último sólo tiene la obligación del presentar al Capitolio una breve notificación sobre la decisión de presentar o descartar cargos.
"Mi mejor predicción es que el reporte completo saldrá eventualmente con algunas ediciones menores sobre información sensible. Pero nada es seguro. Incluso si es publicado, podría pasar semanas y meses de lucha política antes", agregó Coan.
Tras el reporte de 1998 del Fiscal Especial, Ken Starr, en el que el público tuvo acceso a extenso material detallando las aventuras sexuales del ex Presidente Bill Clinton -quien logro sobrevivir al proceso de "impeachment"- las reglas para evitar publicar enteras investigaciones de este carácter se han endurecido.
Sin embargo, la de Mueller es ya segunda pesquisa de un Fiscal Independiente en Estados Unidos con más personas formalmente acusadas -34 en total-. La primera es el caso Watergate de 1973 a 1974, se acusaron a un total de 61 personas.
Por otra parte, la entrega del reporte, independientemente de su conclusión, no supondrá en ningún caso la vuelta a la tranquilidad para Trump.
"El reporte de Mueller no será el final de los problemas legales del Presidente, de hecho podría no ser ni siquiera su problema más grande", dijo a REFORMA Jeb Barnes, profesor de ciencia política en la Universidad del Sur de California (USC, en inglés) en Los Ángeles.
"El Distrito Sur de Nueva York está hoy investigando los negocios del Presidente, la Organización Trump y temas relacionados. Además hay demandas presentadas bajo la Cláusula de Honorarios de la Constitución aún pendientes. Obviamente, habrá también varias investigaciones legislativas", agregó.