PUBLICIDAD

Estados Unidos

Impedirá Texas a 4 países comprar tierra en el estado

Proyecto de ley presentado en noviembre veta a China, Irán, Norcorea y Rusia

The Texas Tribune

sábado, 21 enero 2023 | 06:00

Associated Press

PUBLICIDAD

El Paso.– El gobernador Greg Abbott dijo esta semana que firmaría un proyecto de ley que prohíbe a los ciudadanos y entidades extranjeras de cuatro países, incluida China, comprar tierras en Texas.

Presentado en noviembre por la senadora republicana de Brenham, Lois Kolkhorst, el proyecto de ley del Senado 147 prohibiría a los ciudadanos, gobiernos y entidades de China, Irán, Corea del Norte y Rusia comprar tierras aquí, parte de lo que ella y otros republicanos han dicho que ayudará a frenar la influencia extranjera en Texas.

PUBLICIDAD

El proyecto de ley también pretende prohibir la compra o adquisición de bienes por parte de una “entidad gubernamental” de los cuatro países, por una empresa con sede en los cuatro países, y por una empresa “controlada directa o indirectamente” por un Gobierno de los cuatro países.

Los opositores dicen que es probable que el proyecto de ley, y el énfasis más amplio del Partido Republicano en las amenazas del Gobierno chino, siembre aún más el sentimiento antiasiático que se ha disparado en los últimos años y privará de sus derechos a los inmigrantes, dueños de negocios y titulares de tarjetas verdes para abordar cualquier problema de seguridad nacional.

“El proyecto de ley no dice ‘bases militares’”, dijo el representante estatal Gene Wu, cuyo distrito de Houston abarca una gran población estadounidense de origen chino. “No hay discernimiento sobre qué tipo de tierra se está comprando o quién está comprando… se dirige a las personas indiscriminadamente”.

Wu también temía que el Gobierno chino pudiera tomar represalias por la prohibición y que pudiera complicar la capacidad de las empresas de todos los tamaños en los Estados Unidos para trabajar con sus contrapartes chinas o competir en un mercado cada vez más globalizado.

La propuesta sigue a un proyecto de ley de 2021 que prohibía a las empresas y funcionarios gubernamentales de Texas realizar acuerdos de infraestructura con intereses de los cuatro países. Esa legislación, que se aprobó por unanimidad, se presentó en respuesta a la compra por parte de un magnate de bienes raíces con sede en Xinjiang de aproximadamente 140 mil acres para un parque eólico en Val Verde, una pequeña ciudad fronteriza cerca de la Base de la Fuerza Aérea Laughlin.

Kolkhorst dijo que su proyecto de ley fue impulsado de manera similar por las preocupaciones sobre la “creciente propiedad” de tierras de Texas por parte de entidades extranjeras. La propuesta surge en medio de una ola de proyectos de ley y retórica contra China.

“La China comunista, el mayor enemigo de Estados Unidos, está de juerga”, escribió el comisionado de Agricultura, Sid Miller, en un artículo de opinión el año pasado que pedía tal prohibición. “Están comprando tierras de cultivo en los Estados Unidos y Texas”.

Pero en conjunto, los inversionistas de los cuatro países representan una pequeña porción de tierras agrícolas de propiedad extranjera tanto en Texas como a nivel nacional: los inversionistas chinos poseen alrededor de 383 mil acres totales de tierras agrícolas en Estados Unidos, aproximadamente 600 millas cuadradas, que es menos del 1% del total de la superficie en manos de extranjeros, según el informe de tierras de 2021 del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Los inversionistas de Rusia, Irán y Corea del Norte poseen colectivamente menos de 3 mil acres, según el USDA.

Los inversionistas canadienses representan alrededor del 31% de las tierras agrícolas de propiedad extranjera en los Estados Unidos, con mucho, la mayor parte, seguidos por los inversionistas de los Países Bajos, con el 12%, y los de Italia, con el 7%.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search