Estados Unidos

Hanna toca tierra en Texas

El gobernador Greg Abbott dijo que se dará albergue en hoteles para que la gente pueda estar separada

Associated Press

Associated Press

domingo, 26 julio 2020 | 06:00

Corpus Christi, Texas– El huracán Hanna tocó tierra por segunda vez ayer por la tarde en Texas.

El primer huracán de la temporada en el Atlántico tocó tierra por segunda vez alrededor de las 6:15 de la tarde en el este del condado Kenedy, unos 24 kilómetros (15 millas) al norte-noroeste de Port Mansfield. Ayer en la tarde, Hanna tenía vientos máximos sostenidos de 145 km/h (90 mph).

Poco antes, la tormenta había azotado en Padre Island, unos 24 kilómetros (15 millas) al norte de Port Mansfield, que a su vez se ubica unos 209 kilómetros (130 millas) al sur de Corpus Christi y unos 113 kilómetros (70 millas) al norte de Brownsville.

Muchas partes de Texas, incluida la zona donde Hanna tocó tierra, enfrentan en las últimas semanas un aumento de contagios, pero las autoridades locales aseveraron estar preparadas para lo que la tormenta pudiera causar.

El alcalde de Corpus Christi, Joe McComb, dijo ayer haber visto a algunos habitantes comprando cosas de último minuto, pero advirtió que, si eso no se hubiera hecho, la gente habría tenido que quedarse en casa y capear la tormenta.

“Nos hemos quedado en casa durante cinco meses debido al coronavirus... Así que quedarse en casa no suena agradable, pero en este momento es en verdad un asunto importante”, subrayó McComb, quien agregó que los habitantes deben recordar el uso de mascarillas si desalojan sus casas.

El gobernador Greg Abbott dijo ayer que se dará albergue en hoteles para que la gente pueda estar separada.

“No podemos permitir que este huracán conduzca a un evento más catastrófico y mortal, avivando una propagación adicional de Covid-19 que pueda propiciar fallecimientos”, agregó.

En la ciudad mexicana de Matamoros, estado de Tamaulipas, frente a Brownsville, Texas, voluntarios estaban pendientes de Hanna, preocupados por que la tormenta pudiera afectar un campamento improvisado de migrantes cerca del río Bravo (Río Grande en EUA), donde unos mil 300 solicitantes de asilo, entre ellos recién nacidos y ancianos, están a la espera de una respuesta de acuerdo con una política estadounidense de inmigración conocida como “Permanecer en México”.

Por otra parte, Douglas, un huracán en el océano Pacífico, se dirigía ayer hacia Hawái. Según previsiones, Douglas se acercaría ayer en la noche a las principales islas de Hawái y cruzará algunas que integran ese estado hoy. Un aviso de huracán estaba en vigencia para el condado Oahu.

Y de nuevo en el Atlántico, los restos de la tormenta tropical Gonzalo continuarán desplazándose hacia el oeste por el sur del Caribe en los próximos dos días, según los pronósticos. Está previsto que las lluvias por Gonzalo alcancen entre 3 y 5 centímetros (entre 1 y 2 pulgadas). Los avisos y alertas por este fenómeno ya fueron cancelados.