Hallan restos de portaaviones hundido en la II Guerra Mundial

El USS Hornet fue puesto en operación en 1941 y tuvo cerca de un año de servicio antes perderse en el fondo del océano hace más de 76 años, informó CNN

El Diario de Juárez
miércoles, 13 febrero 2019 | 13:04

El 26 de octubre de 1942, el USS Hornet fue herido de muerte en un ataque japonés durante la Batalla de las Islas Santa Cruz. Llevaba 2 mil 200 tripulantes, 140 de los cuales se perdieron ese día, publicó CNN.

Cuando el barco de guerra se deslizó bajo las olas a la mañana siguiente, fue la última vez que un ojo humano pudo observar el casco gris del Hornet.

Hasta ahora.

A fines del mes pasado, un barco de investigación llamado R / V Petrel encontró los restos del portaaviones de la Segunda Guerra Mundial a más de 5 mil metros debajo de la superficie del Pacífico Sur, cerca de las Islas Salomón.

Había permanecido inactivo en el oscuro lecho oceánico durante más de 76 años.

El descubrimiento del barco fue anunciado el martes por Vulcan Inc., la compañía fundada por el cofundador de Microsoft, Paul Allen, propietaria del Petrel.

Para encontrar al Hornet, el equipo de expedición a bordo del Petrel usó datos de los archivos de otros nueve buques de guerra estadounidenses que avistaron al portaaviones en los días previos a su desaparición. Trazaron una cuadrícula de búsqueda centrada en la última ubicación conocida del buque de guerra.

El Petrel transporta dos vehículos robóticos a bordo que despliega para sondear a profundidades náuticas de hasta 5 mil metros debajo de la superficie.

Los investigadores enviaron a uno de los robots, que encontró al Hornet en su primera misión.

Fue otro éxito más para el Petrel, que en los últimos años ha descubierto numerosos naufragios de la Segunda Guerra Mundial, entre ellos buques de las armadas estadounidense, británica, italiana y japonesa. En marzo pasado, descubrió un portaaviones estadounidense diferente, el USS Lexington.

Robert Kraft, quien dirige las operaciones submarinas de Vulcan, dijo que el Hornet estaba en su lista como un naufragio clave debido a su “lugar en la historia como un portaaviones que vio muchos momentos clave en las batallas navales”.

El Hornet es famoso por haber lanzado la operación Doolittle contra Tokio y otros blancos japoneses en abril de 1942, mostrando tan solo cuatro meses después del ataque a Pearl Harbor que el territorio japonés era vulnerable a los ataques aéreos estadounidenses. Dos meses más tarde desempeñó un papel fundamental en la batalla de Midway, en la que ayudó a hundir cuatro portaaviones japoneses.

Esa victoria decisiva cambió el rumbo de la guerra en el Pacífico.

Aunque el Hornet fue muy condecorado, su tiempo en el mar fue breve. Después de su servicio en Guadalcanal, el buque de guerra fue bombardeado por aviones y torpederos japoneses en la Batalla de las Islas Santa Cruz. El Hornet se hundió y los japoneses ganaron la batalla.

Pero esto tuvo un gran costo para las fuerzas japonesas.

“Aproximadamente la mitad de las aeronaves japonesas que participaron fueron derribadas por las defensas antiaéreas de la Marina de Estados Unidos“, dijo el contralmirante retirado Samuel Cox a CNN. “Como resultado, los portaaviones japoneses no volvieron a participar en batalla durante casi dos años”.

ox dijo a CNN que la regla general de la Marina es mantener intactos los naufragios. Dijo que los restos del Hornet eran “tierra sagrada”, un sitio de descanso final para 140 marinos.

“Para nosotros, es como (el Cementerio Nacional de) Arlington”, dijo.