Estados Unidos

Hace compañía de Trump negocios con su Gobierno

El Servicio Secreto debe decirle al Congreso dos veces al año lo que gasta para proteger al presidente en sus propiedades

Associated Press / Donald Trump

Reforma

sábado, 08 febrero 2020 | 10:30

Nueva York— La compañía del presidente de EU, Donald Trump, le cobra hasta 650 dólares por noche al Servicio Secreto por los cuartos que sus agentes usan mientras protegen al mandatario, de acuerdo con registros federales y personas que han visto los recibos, reportó The Washington Post.

Tales cargos muestran que Trump tiene una relación de negocios oculta y sin precedentes con su propio Gobierno.

Cuando el presidente visita sus clubs en Palm Beach, Florida, y en Bedminster, Nueva Jersey, el servicio necesita espacio para ubicar guardias y guardar equipo, según The Washington Post.

La compañía de Trump alega que sólo cobra cuotas mínimas, pero los registros del Servicio Secreto no coinciden.

En el club Mar-a-Lago de Trump, el Servicio Secreto cobró cuotas de 650 dólares docenas de veces en 2017, y una diferente de 396.15 dólares en 2018, de acuerdo con documentos de las visitas del presidente, informó The Washington Post.

Tales pagos parecen contradecir las declaraciones de la organización de Trump sobre lo que le cobra a miembros de su entorno de Gobierno.

El alcance total de los pagos del Servicio Secreto a la compañía de Trump no se conoce, pues no se han registrado en bases de datos gubernamentales, como normalmente se requiere para pagos de más de 10 mil dólares.

En su lugar, los documentos dan una imagen fragmentada con base en solicitudes de registros públicos de organizaciones noticiosas y grupos vigilantes, reportó The Washington Post.

Por ley, los agentes del Servicio Secreto están exentos de los límites de gasto por día del Gobierno mientras están protegiendo al presidente.

El Servicio Secreto no respondió a la pregunta de por qué las compras no se habían enlistado en bases de datos públicas, según The Washington Post.

Durante su campaña de 2016, Trump dijo que si era elegido, no tendría tiempo de viajar.

"Rara vez dejaré la Casa Blanca porque hay mucho trabajo que hacer", afirmó Trump a The Hill en una entrevista de 2015. "No seré el presidente que toma vacaciones. No seré el presidente que se toma un tiempo libre".

Sin embargo, desde que está en la Oficina, Trump ha gastado más de 342 días -un tercio de su Presidencia- en sus clubs privados y hoteles, de acuerdo con un recuento por The Washington Post.

El Servicio Secreto siempre está con él, como con todos los presidentes.

Pero la Organización Trump ha asegurado que le está ofreciendo al Gobierno una gran oferta.

El año pasado, Eric Trump le explicó a Yahoo Finance que cuando su padre visita sus propiedades, está legalmente obligado a cobrar algo.

Eric Trump no dijo qué ley requería que Donald Trump le cobrara a su propio Gobierno y el Servicio Secreto no respondió preguntas sobre a qué ley se refería Eric.

"Si se queda en una de sus propiedades, el Gobierno en realidad ahorra una fortuna porque, si fueran a un hotel cruzando la calle, le cobrarían 500 dólares la noche, mientras, como saben que les cobramos, sólo 50 dólares", explicó Eric Trump.

El Servicio Secreto debe decirle al Congreso dos veces al año lo que gasta para proteger a Trump en sus propiedades.

Pero desde 2016, sólo ha archivado dos de seis reportes requeridos, de acuerdo con oficinas congresionales.

Las razones, de acuerdo con funcionarios del Servicio Secreto, personal clave se fue y nadie tomó el trabajo.

El Washington Post trató de cuantificar el gasto yendo a tres propiedades: el Hotel Internacional Trump y los clubs en Mar-a-Lago y Bedminster.

George Bush y Bill Clinton habían permitido al Servicio secreto usar sus propiedades gratis, de acuerdo con voceros de los expresidentes.

El Post encontró que que el vicepresidente Joe Biden cobró 2 mil 200 al mes por una casa rural en Delaware.

Al contrario de los pagos a Trump, los de Biden fueron registrados en bases de datos de gasto público: Biden gastó un total de 171 mil 600 dólares en seis años.

Trump excedió esa cantidad dentro de tres meses, según registros revisados por The Washington Post.