Estados Unidos

Guardias de prisión obligan a niña a desnudarse para revisión durante visita a su padre

La menor de 8 años comenzó a llorar cuando le dijeron que sería cateada

The Washington Post

El Diario de Juárez

viernes, 06 diciembre 2019 | 11:39

Virginia.- Diamond Peerman condujo por dos horas y media el domingo antes del Día de Acción de Gracias para llevar a la hija de 8 años de su novio a visitarlo en una prisión estatal en Dillwyn, Virginia.

Cuando un perro rastreador de drogas olfateó fijamente a la pareja, un guardia del Centro Correccional de Buckingham les dijo que debían desnudarse para ser cateadas o de lo contrario podrían ser expulsadas de la prisión, dijo Peerman al The Washington Post. La niña se resistió ante la idea de quitarse la ropa frente a desconocidos uniformados.

“Le dije que eso significaba que tenía que quitarse toda la ropa o no podría ver a su papá”, dijo Peerman al Virginian-Pilot, el periódico que informó por primera sobre el incidente el jueves. “Fue entonces cuando ella comenzó a llorar”.

El incidente alarmó a la madre de la niña, a defensores de los derechos civiles y a funcionarios del Departamento de Correccionales de Virginia, quienes dijeron que la decisión de catear a la niña sin el permiso de un tutor legal iba en contra de sus políticas internas. El incidente también trajo de vuelta a colación una serie de controvertidos cateos en que han asustado, castigado y humillado a menores en otros casos.

Esta no es la primera vez que un menor es inspeccionado indebidamente.

En el 2001, nueve estudiantes de secundaria de Washington que habían sido suspendidos por mal comportamiento en clase fueron cateados durante una visita a una cárcel de D.C. con la intención de asustarlos por haber sido arrestados. Al menos uno de los menores impuso una demanda y ganó 150 mil dólares en compensación en el 2003.

En el 2009, la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó el cateo en una escuela de Arizona de una niña de 13 años que fue obligada a quitarse la ropa y sacudir su ropa interior por agentes que buscaban drogas. En Australia, la policía fue fuertemente criticada el mes pasado después de las revelaciones de que habían cateado a más de 100 adolescentes, algunas de apenas 12 años, mientras buscaban drogas en festivales de música y otros eventos populares.