PUBLICIDAD

Estados Unidos

Gobernadores republicanos ya no le temen a Trump

Algunos han unido fuerzas para luchar contra contrincantes seleccionados por el expresidente de EU

The New York Times

viernes, 27 mayo 2022 | 00:26

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.— Existen dos paridos republicanos. Por supuesto que eso está excesivamente simplificado, ya que los encuestadores republicanos han catalogado a los votantes del Partido Republicano en siete o más categorías, que van desde los comprometidos cristianos, los que están a favor de las empresas, hasta los que nunca han estado a favor de Trump.

Sin embargo, cuando se trata de escoger alguna postura en las primarias, se está ampliando la división. Existe el partido nacional, encabezado por Donald Trump en Florida y Kevin McCarthy, el republicano de más alta jerarquía en la Cámara, junto con Mitch McConnell, el líder de la mayoría en el Senado, que son rivales y aliados según sea la ocasión.

PUBLICIDAD

También está el Partido Republicano que está arraigado en el poder del estado, encabezado por un grupo de gobernadores pragmáticos y de una línea menos dura que representan a dos estados que son tan diferentes como Arizona, que tiene tendencia libertaria, y Massachusetts, que es profundamente demócrata.

En esta semana, la Asociación Republicana de Gobernadores se reunió en Nashville como lo hace anualmente. El invitado de honor fue el gobernador Brian Kemp de Georgia, después de la paliza de 50 puntos porcentuales que le dio a David Perdue, un ex senador y empresario que fue presionado por Trump en las primarias.

Kemp habló en la cena en Nashville que se efectuó el miércoles por la noche, agradeciendo a sus donadores y compañeros gobernadores por su apoyo.

Muchos gobernadores republicanos surgieron de los años en que Trump tenía una fuerte condición política, a pesar de la intensa crítica.

Los 10 gobernadores más populares del país son republicanos.

En un grado extraordinario, esos gobernadores han unido fuerzas para luchar contra contrincantes seleccionados por Trump, recaudando millones de dólares e interviniendo en las primarias para apoyar a sus colegas como nunca antes.

La prueba más interesante ocurrirá próximamente en Arizona, en donde Trump ha apoyado a Kari Lake, una carismática ex presentadora de televisión que siempre ha apoyado la versión del fraude electoral sin fundamento.

Lake aventaja en las encuestas a la favorita del establishment republicano, Karrin Taylor Robson.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search