Estados Unidos

Gobernadores republicanos cambian de rumbo y emiten mandatos de cubrebocas

Durante meses se resistieron a los pedidos de imponer medidas para el uso obligatorio de mascarillas

The New York Times

The New York Times

martes, 17 noviembre 2020 | 12:12

El presidente electo Joseph R. Biden advirtió ayer, lunes, que "más personas pueden morir" por el coronavirus si el presidente Trump no acepta coordinar la planificación para la distribución masiva de una vacuna cuando esté disponible.

Biden también emitió una simple declaración de culpabilidad. Sosteniendo una máscara médica de papel, preguntó: "¿Alguien entiende por qué un gobernador convertiría esto en una declaración política?"

En los Estados Unidos, el uso de cubrebocas se ha visto envuelto en el torbellino de la división política tóxica de la nación mucho después de que la comunidad científica llegara a un consenso de que pueden desempeñar un papel dramático para frenar la propagación del virus y salvar vidas.

Durante meses, los gobernadores republicanos se resistieron a los pedidos de mandatos de cubrebocas. Pero a medida que han observado que los hospitales de sus estados se estiraron hasta el punto de quiebre en las últimas semanas, han comenzado a cambiar, a conocer la realidad de los peligros que representa un virus que se puede propagar sin control.

En Utah, la semana pasada, Gary Herbert, el gobernador republicano, emitió un mandato de cubrebocas "hasta nuevo aviso" mientras los hospitales de todo el estado se acercaban o estaban a su máxima capacidad.

El gobernador Doug Burgum, de Dakota del Norte, ordenó el pasado viernes a los residentes del estado que usen cubrebocas en interiores y exteriores si no pueden distanciarse socialmente.

En Virginia Occidental, el gobernador Jim Justice ordenó el sábado que los residentes deben usar cubrebocas en lugares públicos cerrados.

Luego, ayer por la noche, Kim Reynolds, la gobernadora de Iowa, adoptó un tono sombrío cuando anunció que, a partir de este martes, los habitantes de Iowa necesitarían usar cubrebocas en el interior si no pueden mantener la distancia social.

Se espera que el gobernador Mike DeWine, de Ohio, quien al parecer está considerando imponer un toque de queda a las empresas, celebre una conferencia de prensa este martes para anunciar planes para combatir el aumento de casos en su estado.

Biden elogió a los líderes republicanos y dijo que tenía un "enorme respeto" por sus acciones.

"Se trata de ser patriota", dijo. "No hay nada de macho en no llevar un cubrebocas".

Uno de los reductos restantes es Dakota del Sur, que tiene las segundas peores tasas de nuevos casos diarios y muertes por persona del país. Su gobernadora republicana, Kristi Noem, dijo en un mitin el mes pasado que su negativa a imponer restricciones hizo que los habitantes de Dakota del Sur "fueran felices porque son libres".