Estados Unidos

Gobernadora de Michigan dice era blanco de terroristas

Un grupo de hombres estuvo conspirando durante meses para secuestrar a Gretchen Whitmer

Associated Press

Associated Press

viernes, 09 octubre 2020 | 23:47

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, dijo el viernes que los gobernadores de los dos principales partidos políticos la han contactado para compartir historias de extremismo en sus estados desde que las autoridades revelaron que un grupo de hombres estuvo conspirando durante meses para secuestrarla.

“Sé que esto no es exclusivo de Michigan, pero esto es exclusivamente estadounidense en este momento y depende de todos nosotros, la gente de buena voluntad de ambos partidos, enfrentarlo”, dijo la demócrata Whitmer a The Associated Press.

Las autoridades anunciaron el jueves que habían frustrado una confabulación increíble para secuestrar a Whitmer en un plan que incluso incluyó ensayos para capturarla en su casa vacacional antes de las elecciones del 3 de noviembre. Su primer periodo como gobernadora termina en 2022.

Seis hombres fueron acusados en una corte federal de confabularse para raptar a la gobernadora en represalia por lo que consideraban su “poder incontrolado” y luego llevarla a Wisconsin para hacerle un “juicio”, según una denuncia penal.

En el documento judicial se afirma que el líder era Adam Fox, que había estado viviendo debajo de una tienda de aspiradoras en Grand Rapids.

Whitmer “adora el poder que tiene ahora... No tiene controles ni contrapesos”, dijo Fox, de acuerdo con material recabado por el FBI en acciones de vigilancia.

Por otra parte, siete personas más vinculadas a un grupo paramilitar llamado Wolverine Watchmen fueron acusadas en una corte estatal de presuntamente querer irrumpir en el Capitolio de Michigan y pretender iniciar una guerra civil. Cuatro de ellos fueron acusados de ayudar a buscar la segunda casa de Whitmer, y ambos grupos entrenaron juntos, según una declaración jurada estatal.

“No hay duda que estos grupos de odio son terroristas internos, y creo que debemos llamarlos así”, declaró Whitmer. “Este es un grupo de personas que están actuando con intolerancia y prejuicios, y con violencia, con el propósito de causar daño a sus compatriotas estadounidenses".

Dijo que había sido contactada por otros gobernadores, tanto republicanos como demócratas, “para ver cómo me encontraba, para compartir algunas de las cosas que también están viendo en sus estados”.

Whitmer también dijo sentirse segura, y agregó: “Nunca he temido por mi seguridad”.

La secretaria de justicia estatal Dana Nessel, que se sumó a los fiscales federales en el anuncio de los cargos, dijo que Whitmer era actualizada con regularidad sobre las investigaciones en los últimos meses.

“Había miembros de la familia que se encontraban en ciertos lugares que consideramos posiblemente peligrosos y se les pidió retirarse de esos sitios”, le dijo Nessel a la AP. “Desafortunadamente para la gobernadora Whitmer, ya lleva cierto tiempo siendo sujeto y blanco de amenazas constantes”.