Funcionarios son despedidos por cuestionar políticas migratorias de Trump

La secretaria de Seguridad Interna Kirstjen Nielsen y Ronald Vitiello se opusieron a la medida propuesta por la Casa Blanca

El Diario de Juárez
martes, 14 mayo 2019 | 09:53

Washington.- Durante las semanas previas a que los despidieran el mes pasado, la secretaria de Seguridad Interna Kirstjen Nielsen y el funcionario inmigratorio de primer nivel Ronald Vitiello cuestionaron el plan secreto de la Casa Blanca de arrestar a miles de padres de familia y menores en un operativo mayor contra los migrantes en 10 ciudades de Estados Unidos, informó The Washington Post.

De acuerdo con siete funcionarios y exfuncionarios del Departamento de Seguridad Interna, la administración quería tomar medas contra el gran número de familias que habían cruzado la frontera entre Estados Unidos y México tras el fallido intento de encausamientos con “cero tolerancia” registrado a principios del 2018. El objetivo final, señalaron los funcionarios, era hacer alarde de fuerza y hacer saber que Estados Unidos iba a ponerse estricto tomando con presteza medidas destinadas a detener y deportar a los migrantes recientes —incluyendo familias con niños.

El extenso operativo incluía un esfuerzo por dar celeridad a los casos judiciales de inmigración, permitiendo al Gobierno obtener órdenes para deportar a quienes no se presentaran en sus audiencias. Para los subsecuentes arrestos se hubiera requerido coordinar redadas de padres con hijos en sus hogares y zonas habitacionales.

Pero Vitiello y Nielsen pusieron un alto, preocupados por la falta de preparación por parte de los agentes federales de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), el riesgo de indignación pública y las inquietudes de que se desviaran recursos de la frontera.

Se tenía planeado efectuar los arrestos en Nueva York, Chicago, Los Ángeles y otros destinos importantes de los migrantes centroamericanos. Si bien algunas de dichas ciudades son consideradas jurisdicciones “santuario” cuyas corporaciones policiacas no cooperan con Inmigración y Aduanas, en el plan no se descartaban dichas ciudades, dijeron funcionarios.

La lista inicial de ICE era de 2 mil 500 adultos y menores, pero en el plan, que sigue siendo considerado, se tenía pensado llegar a arrestar hasta a 10 mil migrantes.

Los funcionarios gubernamentales que describieron el plan dijeron que la intervención de Vitiello y Nielsen contribuyó para que el presidente Trump decidiera despedir a ambos funcionarios —sobre todo a Vitiello.