Físico escéptico del cambio climático abandona administración de Trump

William Happer, intentó establecer un panel dedicado a cuestionar el consenso científico sobre los efectos del calentamiento global

The New York Times
jueves, 12 septiembre 2019 | 10:37
The New York Times |

Washington.- William Happer, el arquitecto de un estancado plan de la Casa Blanca para atacar los estatutos científicos establecidos en torno al cambio climático, abandonará la administración de Trump el viernes, según tres personas familiarizadas con sus intenciones.

El Dr. Happer, un físico que ganó notoriedad al afirmar que los gases del efecto invernadero que contribuyen al calentamiento del planeta son beneficiosos para la humanidad, y por comparar los ataques a los combustibles fósiles a "la demonización de los pobres judíos bajo el régimen de Hitler” en una entrevista del 2014, sirvió al Consejo de Seguridad Nacional como asistente adjunto del presidente Trump para las tecnologías emergentes.

Su distintiva iniciativa en la Casa Blanca fue un plan para establecer un panel dedicado a cuestionar el consenso científico, el cual establece que el cambio climático es causado abrumadoramente por los humanos y es una creciente amenaza para la seguridad nacional. Tal iniciativa fue bloqueada por otros altos funcionarios de la Casa Blanca y la administración, incluidos miembros de las comunidades militares y de inteligencia.

El Dr. Happer también trató de editar evidencia científica y concreta sobre el cambio climático en el testimonio de un analista de inteligencia del Departamento de Estado presentado ante el Congreso. Sus sugerencias, reportadas por primera vez por The New York Times, incluían objetar la frase “punto de inflexión” para describir el momento en el que el cambio climático en el planeta alcance niveles irreversibles.

“‘Puntos de inflexión’ es un eslogan propagandístico para los analfabetos científicos”, según escribió el Dr. Happer en un comentario de ciertos documentos de trabajo. “Eran los favoritos del asesor científico de Al Gore, James Hansen”.

Activistas y defensores del medioambiente aplaudieron la partida del Dr. Happer, pero dijeron que todavía esperan que haya más ataques contra la ciencia climática por parte de la Casa Blanca.

“A alguien que niega la existencia de las armas nucleares o el terrorismo nunca se le otorgaría un puesto de alto nivel en el Consejo de Seguridad Nacional, y eso debería haber sido el caso en cuanto al cambio climático, fenómeno que es reconocido por ambos partidos como una amenaza a la seguridad de Estados Unidos”, dijo. Francesco Femia, cofundador del Centro para el Clima y la Seguridad, un grupo apartidista de expertos. “Entonces, si bien estas son buenas noticias, él nunca debió haber ocupado ese puesto en primer lugar”.