Fiscal de EU se negó a presentar cargos contra agresor sexual porque víctima es 'ilegal'

El sindicato de Policía de Houston busca expulsar al fiscal identificado como John Denholm

El Diario de Juárez
viernes, 08 noviembre 2019 | 10:36
|

El grito de ayuda vino de una celda de detención. Un policía de Houston escuchó la súplica el viernes pasado, y acudió para encontrar a un recluso parado mientras estaba esposado a una silla y señalando al prisionero a su lado, Karl Bonner. El oficial se apresuró a entrar en la celda y separó a los dos hombres, solo para descubrir que Bonner supuestamente había expuesto sus genitales e intentaba forzar la cara del otro hombre contra su entrepierna, según el Sindicato de Oficiales de Policía de Houston.

Pero cuando el oficial de Houston llamó a la Oficina del procurador del Condado de Harris para presentar cargos de intento de agresión sexual, el fiscal no estaba interesado, porque le preocupaba más el estatus migratorio de la víctima, según afirma el sindicato.

“El fiscal de distrito, de la nada, dice: ‘Bueno, ¿es ilegal el demandante?’” El presidente del sindicato, Joe Gamaldi, relató a The Washington Post el jueves. “Él dice: ‘Porque si es ilegal, no voy a fincar el cargo’”.

Los funcionarios en Houston condenaron ampliamente los supuestos comentarios del fiscal esta semana, por temor a que el incidente pudiera tensar la frágil relación entre la Policía y la comunidad inmigrante. Houston y otras ciudades han tomado medidas en los últimos años para asegurar a los inmigrantes indocumentados que es seguro denunciar delitos, dijo Gamaldi. Su estatus migratorio, dijo, se supone que nunca debe importar.

El oficial que presenció el incidente nunca preguntó sobre el estatus migratorio de la presunta víctima, dijo Gamaldi, sin embargo, el fiscal, identificado por el sindicato como John Denholm, se negó a aceptar los cargos después de enterarse de que la víctima tenía una identificación consular mexicana. Denholm sospechó que la víctima estaba en el país ilegalmente y que no acudiría a los tribunales, dijo Gamaldi.

El lunes, la policía presentó el caso de la víctima a un fiscal diferente. Ahora Bonner, de 44 años, quien ya enfrentaba cargos por manejar en estado de ebriedad, ahora también es acusado de intento de agresión sexual en tercer grado, según los registros.

Dos sindicatos policiales, al menos un legislador estatal y la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, calificaron a Denholm de “racista y de ser amenaza para la comunidad hispana”, y están pidiendo que lo despidan.