Estados Unidos

Extremistas de derecha buscan detener uso de las vacunas en EU

Muchos grupos extremistas utilizan las cifras para intentar reforzar una ola de desinformación falsa y alarmista en artículos

Associated Press / Vacuna de Johnson & Johnson

The New York Times

viernes, 26 marzo 2021 | 14:19

Nueva York— Los partidarios de los grupos de extrema derecha en línea han acudido repetidamente a un sitio web en particular en las últimas semanas: la base de datos federal que muestra muertes y reacciones adversas en todo el país entre las personas que han recibido la vacuna contra el Covid-19.

Aunque las reacciones negativas han sido relativamente raras, muchos grupos extremistas utilizan las cifras para intentar reforzar una ola de desinformación falsa y alarmista en artículos y videos con títulos como “Las vacunas contra el Covid-19 son armas de destrucción masiva y podrían acabar con la raza humana” o “Los médicos y enfermeras que administren la vacuna contra el Covid-19 serán juzgados como criminales de guerra”.

Si el llamado movimiento Stop the Steal parecía estar persiguiendo una causa perdida una vez que asumió el presidente Biden, sus partidarios entre las organizaciones extremistas ahora están adoptando una nueva agenda de la campaña anti-vacunación para tratar de socavar al gobierno.

El ataque a la seguridad y eficacia de las vacunas se está produciendo en salas de chat frecuentadas por todo tipo de grupos de derecha, incluidos los Proud Boys; el movimiento Boogaloo, una afiliación flexible conocida por querer desencadenar una segunda Guerra Civil; y diversas organizaciones paramilitares.

Estos grupos tienden a presentar las vacunas como un símbolo de un control gubernamental excesivo. "Si se vacunan menos personas, entonces el sistema tendrá que usar una fuerza más agresiva sobre el resto de nosotros para hacernos vacunar", se lee en una publicación reciente en la plataforma de redes sociales Telegram, en un canal vinculado a miembros de Proud Boys, acusados de asaltar el Capitolio.

El enfoque de mercado en las vacunas es particularmente sorprendente en los canales de discusión poblados por seguidores de QAnon, que habían profetizado falsamente que Donald J. Trump continuaría como presidente mientras sus oponentes políticos irían a la cárcel.

Las advertencias apocalípticas sobre la vacuna alimentan la narrativa de extrema derecha de que no se puede confiar en el gobierno, un sentimiento que también fue la raíz de los disturbios del 6 de enero en el Capitolio. Mientras más logren los opositores a la vacuna prevenir o al menos retrasar la inmunidad colectiva, señalaron los expertos, más tiempo tardará la vida en volver a la normalidad y eso socavará aún más la fe en el gobierno y sus instituciones.