Expresidente de Ucrania intercambió favores con Trump antes de polémica llamada

Petro Poroshenko halagó al mandatario de EU, firmó acuerdos con empresas estadounidenses y se reunió con Rudolph Giuliani

The New York Times
lunes, 04 noviembre 2019 | 10:00
The New York Times |

Washington.- Mucho antes de que se supiera sobre una llamada telefónica con el presidente de Ucrania, la cual dio pie a una investigación de juicio político, el presidente Trump ya estaba intercambiando favores políticos con un líder ucraniano diferente, que buscaba desesperadamente la ayuda estadounidense para la lucha de su país contra la agresión rusa.

Petro O. Poroshenko, quien fue presidente de Ucrania hasta mayo de este año, emprendió una elaborada campaña para ganarse a Trump en un momento en que los asesores del mandatario estadounidense lo convencieron de que Ucrania era un nido de partidarios de Hillary Clinton.

La campaña de Poroshenko incluyó acuerdos comerciales que eran políticamente convenientes para Trump, reuniones con Rudolph W.Giuliani, la congelación de casos penales potencialmente dañinos e intentos de usar al expresidente de campaña de Trump, Paul Manafort, como un canal secundario.

Desde el principio, los auxiliares de Poroshenko también se apresuraron a encontrar formas de halagar al nuevo presidente estadounidense, aconsejando a su jefe a que hablara durante su primera llamada telefónica con Trump sobre Tom Brady, el famoso mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra a quien Trump siempre ha admirado.

Un examen del primer año de los tratos de Trump con Ucrania muestra cómo la Casa Blanca también vio que la relación podría ser transaccional, y que ayudaría a Trump en términos políticos.