PUBLICIDAD

Estados Unidos

Expansión minera por energías limpias amenaza a tribus norteamericanas

Extracción de minerales podría devastar las tierras de los nativos

The New York Times

lunes, 27 diciembre 2021 | 16:41

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.- Con la red en la mano, Louis Reuben se adentró en las gélidas aguas donde sus antepasados pescaban, mucho antes de que los ríos de Idaho fueran represados y contaminados, antes de que los Nez Perce fueran expulsados de sus tierras cuando los mineros blancos encontraron oro.

“Solían decir que se podía cruzar el río en el lomo de un salmón”, dijo una lluviosa mañana de otoño mientras contaba y medía las existencias agotadas de salmón joven que eclosionan en estos arroyos de montaña. “Ahora es totalmente diferente. Es devastador, si lo piensas".

PUBLICIDAD

El presidente Biden asumió el cargo con la promesa de salvaguardar los recursos de los nativos americanos como estos y defender los derechos de las tribus que han soportado generaciones de robos de tierras y tratados incumplidos. Pero en las cabeceras ondulantes del centro de Idaho, donde los intereses mineros han invadido durante mucho tiempo los derechos tribales, la promesa de la administración choca con una de sus otras prioridades: iniciar una revolución en la energía renovable para enfrentar el cambio climático.

En lo profundo de las montañas del río Salmon, una empresa minera de Idaho, Perpetua Resources, propone una vasta mina de oro a cielo abierto que también produciría 115 millones de libras de antimonio, un elemento que puede ser fundamental para la fabricación de baterías de metal líquido de alta capacidad del futuro.

Mientras busca la aprobación de la administración de Biden para sus planes mineros en tierras federales, Perpetua está librando una campaña agresiva para presentarse como un aliado en una nueva economía de energía limpia. Dice que su Stibnite Gold Project sería la única mina estadounidense que produciría antimonio, que ahora proviene en gran parte de China, y suministraría el metal a una nueva empresa respaldada por Bill Gates que fabrica baterías que algún día podrían almacenar energía solar en redes eléctricas.

"Es una minería moderna y responsable", dijo Mckinsey Lyon, vicepresidenta de Perpetua, mientras dirigía un recorrido hasta el sitio minero inactivo, aún contaminado por décadas de minería. Dijo que Perpetua limpiaría la cuenca montañosa mientras extraía "minerales que nuestro país necesita para la seguridad energética".

La administración de Biden advirtió que no expandir el suministro nacional de minerales de tierras raras, incluido el antimonio, podría representar un riesgo para la preparación energética y militar de la nación. Pero los depósitos de antimonio en Estados Unidos, a diferencia del de Idaho, son generalmente pequeños y algunos de ellos encerrados en minas que han estado cerradas durante décadas.

Perpetua ha lanzado una campaña en Washington para defender su caso. En Idaho, ha hecho promesas directas de dinero a las comunidades vecinas, dependiendo del éxito del proyecto.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search