string(67) "exigio-trump-autorizacion-de-seguridad-para-ivanka-20190306-1486187"
Estados Unidos

Exigió Trump autorización de seguridad para Ivanka

El presidente presionó al entonces secretario general, John Kelly, y al abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, para que otorgaran el permiso a su hija

El Diario de Juárez
miércoles, 06 marzo 2019 | 07:12

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presionó al entonces secretario general de la Casa Blanca, John Kelly, y al abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, para que otorgaran a su hija y asesora principal, Ivanka Trump, una autorización de seguridad contra sus recomendaciones, dijeron a CNN tres personas familiarizadas con el asunto.

La cruzada del presidente para otorgar el permiso a su hija y a su esposo, Jared Kushner, irritó a los funcionarios de la Casa Blanca.

Si bien Trump tiene la autoridad legal para otorgar autorizaciones, la mayoría de los casos se deja en manos de la Oficina de Seguridad del Personal de la Casa Blanca, que determina si se debe otorgar a un miembro del personal una vez que el FBI haya realizado una verificación de antecedentes. Pero luego de que la Oficina de Personal planteara preocupaciones, Trump presionó a Kelly y McGahn para que tomaran la decisión sobre las autorizaciones de su hija y su yerno, para que no pareciera que se estaba entrometiendo en el proceso para favorecer a su familia, dijeron las fuentes a CNN. Después de que ambos se negaron, Trump les otorgó sus permisos de seguridad.

Este desarrollo se produce después del informe del diario The New York Times del jueves respecto a que el presidente Trump le ordenó a Kelly que le otorgara a Kushner una autorización de seguridad de alto nivel a pesar de las preocupaciones planteadas por los funcionarios de inteligencia. El presidente ha negado que haya intervenido para que Kushner recibiera una autorización.

La última revelación también contradice la negativa que Ivanka Trump hizo a ABC News hace tres semanas, cuando dijo que su padre “no había intervenido” respecto a las autorizaciones de Kushner o de ella.

Varias fuentes dijeron a CNN que es factible que ella no estuviera al tanto de las señales de alerta durante su proceso de verificación de antecedentes, así como de la participación del presidente en el mismo. Según una fuente familiarizada con su proceso, ella “no buscó, ni tuvo a un abogado externo involucrado en su proceso, ya que nunca se plantearon problemas”. Una persona aparte agregó que funcionarios le notificaron que su autorización había sido otorgada.

La autorización de Kushner fue degradada en febrero de 2018 después de que Kelly impusiera nuevos cambios al sistema de autorización de seguridad debido a que un exmiembro del personal de la Casa Blanca con una autorización temporal fue acusado de abuso doméstico por su exesposa.

Los asesores que anteriormente operaban con autorizaciones provisionales de “información de alto secreto / sensible” vieron que su acceso se cambió a “secreto”, una clasificación para el material menos sensible.

En los meses posteriores a la degradación de la autorización de Kushner, Trump acosó a sus asesores sobre el retraso hacia su hija y su yerno, señalando que no veía cuál era el problema al otorgarles la autorización porque probablemente volverían a Nueva York en los próximos meses. Las fuentes le dijeron a CNN que, por ahora, no se espera que ninguno de ellos abandone la Casa Blanca.

Cuando se le pidió un comentario, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo: “No hacemos comentarios sobre las autorizaciones de seguridad”.

“No podemos responder a todas las fuentes anónimas”, agregó.

Kelly no pudo ser contactado para hacer comentarios. McGahn declinó hacer comentarios para esta historia.

Debido a que son una pareja casada, las inquietudes que surgieron durante la investigación de una autorización de seguridad de una persona podrían impedir que ambos reciban una autorización completa. Sin embargo, según una de las fuentes, los funcionarios tenían preocupaciones por otorgarle a Trump una autorización, las cuales eran distintas de las inquietudes que se mencionaron sobre su esposo, aunque no está claro cuáles eran las preocupaciones con respecto a ella. En ese momento, la pareja dijo a personas cercanas que creían que Kelly estaba impidiendo que obtuvieran las autorizaciones debido a que él no sentía que pertenecieran a la Casa Blanca.

El presidente presionó con más fuerza para que su yerno obtuviera una autorización debido a su amplio portafolio, que incluye una propuesta de paz en Medio Oriente, y debido al mayor escrutinio sobre la incapacidad de Kushner para obtener una autorización, dijeron las fuentes. La cartera de su hija no requería una autorización de seguridad de alto nivel, aunque como asesora principal que se reúne con otros funcionarios superiores, ella está al tanto de información confidencial.

El martes, la Casa Blanca rechazó una solicitud del presidente de la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes, Elijah Cummings, demócrata por Maryland, quien solicitó documentos relacionados con el proceso de autorizaciones de seguridad. El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, dijo que la solicitud de la Comisión no tenía “apoyo legal, era claramente prematura, y sugiere un incumplimiento del proceso de acomodo requerido por la Constitución”.

El rechazo de la Casa Blanca aumenta las posibilidades de una citación por parte de la Cámara de Representantes.